“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 21 de mayo de 2008

No me dejes

Habitación de hotel, 1931 - EDWARD HOPPER

No me dejes solo,
aquí, en la orilla
del camino.

Acompáñame.
Sigue a mi lado,
tus palabras de esponja
enjuagan mis pies cansados.

¿No escuchas a lo lejos
el temblar de los tambores,
llamándonos?

Sigamos el camino
hasta la tierra que arrancó
las verdades vacías.

No me abandones.
Dame tu mano
y guíame
una vez más.

Sólo cuando nos sentemos
sobre el polvo
caliente de la tierra,
mitad vivos, mitad muertos,
al fin podremos descansar.

27 comentarios:

  1. una súplica muy bella, amigo

    un largo camino el de la vida, largo camino el del amor

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Camille

    Largo camino
    pero tan corta la vida
    que siempre se nos muere
    antes de tiempo.

    Un abrazo lleno de gratitud por leerme cada noche.

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy Intza.
    Grácias por el momento de paz, al encontrar tu pagina, con ese poema y esa Maria Callas.
    Me pasaré más veces para leerte.
    Cuidate y un saludo desde Gerona.

    ResponderEliminar
  4. Intza

    El placer es mío. Gracias por recalar en mi noray.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. en la orilla del camino

    tus palabras esponjas

    las verdades vacías,

    sentados sobre el polvo

    caliente de la tierra,

    mitad muertos,mitad vivos

    para poder descansar...

    ************************

    No sabes tú lo que haces brotar

    de la lira incansable y tuya

    que va desgajando lunas

    de noche en noche,hilando

    poesías en la rueca melancolía...

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  6. ¿Quién no siente a menudo la necesidad de compañía?
    Compañía en palabras, caminos y cuerpos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Un ruego precioso, Noray, y tener a quien pedírselo es la esencia de la vida.
    Por lo que a mi respecta, te acompañaré en tu andar literario por estos mundos de blog.

    Enhorabuena por tu premio.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  8. Descansemos pues. Vertamos agua sobre nuestro pies cansados. Juguemos con las palabras que calman nuestras ansias. Te acompañaré en este trecho del camino. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Cuánta dulzura hay en esta súplica al amor. Precioso poema. Es un placer enorme leerte: a veces necesito poder mirar la vida desde otro lugar.
    Un beso grande!

    ResponderEliminar
  10. Con sólo leer este poema junto a Maria Callas, he quedado enamorada de tu blog y de lo que escribes, me detendré para leerte con calma y recorrer lo hermoso que escribes.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  11. y ni siquiera entonces, porque la vida continua inexorable al son de los tambores lejanos que nos motivan a seguir vivos y andando.

    Un abrazo.

    Magnífico poema

    ResponderEliminar
  12. Sigamos el camino
    hasta la tierra
    que arrancó
    las verdades vacías.


    Muy lindo, es la primera visita pero espero poder repetir.

    ResponderEliminar
  13. Mía

    "Desgajando lunas" ¡precioso! Si no te importa lo utilizaré par un poema.

    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Ybris

    Compañía, aunque sea de uno mismo. Si estamos bien con nosotros mismo, todo es mucho más llevadero.


    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Soledad

    Mi gratitud eterna por tu compañía literaria. Yo también te haré compañía en tu andar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  16. Jose

    Gracias por dejarme tu hombro para apoyarme. Hombro con hombro, el camino será más descansado.

    Un abrazo.

    PS: Te haré un link para ser Perfume para un siglo.

    ResponderEliminar
  17. Raquel

    El placer es mío, sobre todo si te hago ver la vida desde mi mirada. ¡Eso, es un honor!

    Un beso

    ResponderEliminar
  18. Joana

    Muchas gracias. Espero que todo sea de tu agrado. María Callas es pura poesía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Ignacio

    Exacto. Los tambores son las horas que laten en los relojes que nos hacen sentir vivos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Clara

    Muchas gracias por amarrar en mi noray. Espero que no te hayas ido con las manos vacías.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  22. sencillamente, me encantó...suena tan sincero...

    un abrazo: dos manos que te guíen...

    ResponderEliminar
  23. Hawwah

    Siempre es un placer agradarte.

    Un beso y gracias por hacer de lazarillo.

    ResponderEliminar
  24. tan corta la vida, tan larla la súplica, aveces tan intenso el dolor..
    mil besos

    ResponderEliminar
  25. Por mi parte puedo asegurarte que no te dejaré solo y que podrás contar con mi compañía mientras gustes. Para mí es un honor.

    ¿Te he dicho ya alguna vez que me encanta tu blog?, ¿qué eres un referente y una fuente de inspiración?

    Je, je, je.

    A seguir bien, amigo.

    ResponderEliminar
  26. Enredada

    Dolor,
    cansancio,
    vacío,
    desamor,
    pero siempre
    hay una luz
    de esperanza.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  27. Alatriste

    Mi gratitud infinita por dar todo a cambio de nada.

    Creo que me lo has dicho y voy a terminar creyéndomelo.

    Un abrazo Ramón.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.