“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 18 de noviembre de 2014

Como hoja al viento


Pattern of leaves, 1923 - GEORGIA O'KEEFEE

Sólo sé pronunciar el silencio.
No quedan palabras en este jardín desierto.
Ni tan siquiera los pájaros, dormidos
entre los arpegios de los violines
susurran ya ninguna melodía.
Es tan profunda la herida
que me trepana el alma
y me abandona, como hoja al viento,
en los brazos de la noche.
La noche es como una enorme hidra,
que surge del proceloso océano
abierto bajo nuestros pies.
Siempre nos asaltan las flores del abismo,
reptan por todo el cuerpo
hasta anegar las cuencas de los ojos,
calcinando el último y definitivo sueño
que aún nos queda por nacer.

2 comentarios:

  1. Pareciera que no puede calcinarse lo que aún no ha nacido. Pero puede. Pueden abortarse los sueños para que ninguna herida pueda ya horadarnos el alma, y sin embargo, los sueños, como la vida, como el agua, siempre se abren camino.

    ResponderEliminar
  2. Leer tus palabras, llenas de inspiración acompañadas por la sublime música de tu blog... todo un deleite, lleno de imágenes y emociones.

    Gracias por crear este sitio...

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.