“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 13 de marzo de 2014

Para armar el poema


Poema, 1968 – JOAN MIRÓ

Hay luces que destellan en la noche
como los faros de la isla.
Encienden todas las sombras,
aunque en nuestros corazones
continúe cayendo ese aguacero
que va arrastrando el lenguaje
hasta lo más profundo del silencio.
Son las palabras las que navegan
por debajo de la piel,
sorteando los muros de la noche
que se hacen contrafuertes de la memoria,
y vuelven a aflorar, una y otra vez,
entre los diques de la ausencia
para armar el poema.

3 comentarios:

  1. Maravilloso poema poeta ,
    No dejes de escribir nunca,
    el corazón vibra cuando te leo.

    Un abrazo... poeta

    ResponderEliminar
  2. Luces que destellan en la noche y nos llenan de misterio ocultándonos la verdad de una cultura que una vez estuvo ante nuestros ojos y hoy, poco a poco, se retira a las sombras de una nueva noche...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Que siempre haya una luz
    por cada mota de sombra.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.