“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 7 de noviembre de 2012

Al llegar cada amanecer

Dawn, 1899 - ALPHONSE MUCHA


Tus besos son alas de alondra
cuando te siento entre mis labios.

Eres cáliz de vigilia y sueño
entre las sombras de la noche,
altar incólume de mi verbo
en la fuente de tu carne.

Eres el único paraíso
donde revive mi silencio
al llegar cada amanecer.

4 comentarios:

  1. Esperanza de un amanecer
    entre la vigilia y el sueño.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Instantes que son como sueños, que se perciben de otra manera.
    Precioso!!!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Un poema de amor con sutiles pinceladas de erotismo, amigo José.
    Un abrazo

    FINA

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.