“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 13 de septiembre de 2012

A pesar de nuestra fragilidad infinita


Frailty is a moment of self-reflection, 1996 - ERIC FISCHL

Siempre será momento
de sentirnos plenamente humanos,
aún cuando el tiempo se desmorone
entre las grietas de nuestro cuerpo,

aunque en mitad de la noche
nos asalte el miedo y la soledad,

a pesar de que nuestra razón
se llene de dudas interminables
y nuestro pulso deje ya de latir.

Siempre, a cada instante,
a pesar de nuestra fragilidad infinita,
continuaremos siendo esclavos
de nuestra propia libertad.

6 comentarios:

  1. es que somos vulnerables, y tememos tanta libertad...para sentir.

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema amigo.Es la carga de ser seres concientes, las dudas, la fragilidad que nos acompañará hasta la tumba aunque la disfracemos de mil maneras.
    Un abrazo sin ninguna duda.
    Silvia

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado. Esclavos de nuestra propia libertad

    ResponderEliminar
  4. Libertad para
    gozar y sufrir.

    Un abrazo

    ResponderEliminar


  5. Esas son las paradojas de la vida, amigo Jose; libertad y limitaciones al mismo tiempo.
    Un abrazo

    FINA

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.