“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 2 de mayo de 2012

Callada melancolía

El políptico largo o Melancolía, 1981 - GUILLERMO PÉREZ VILLALTA



No sé si serán los recuerdos,
que un día decidí abandonar
en los secretos del olvido.

No sé si será la ausencia,
quizás esta callada melancolía,
que me anega cada jornada.

Han sido demasiados los sueños
que nunca he sabido soñar.
Son ya demasiadas muertes
las que llevo sobre mi piel.



6 comentarios:

  1. -No pienses así, poeta...
    Uno siempre puede mudarse de la Calle Melancolía

    (Bello, como siempre)

    ResponderEliminar
  2. Comienzas dudando en las 2 primeras estrofas, para terminar con una doble aseveración en la última. Me gusta. Es, desde mi punto de vista, un estupendo poema. Como sueles.

    ResponderEliminar
  3. Los recuerdos
    nos juegan malas pasadas,
    aprenderemos,
    aprenderemos a soñar
    otros sueños.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. cuando se cae en la abulia, ni una grúa pluma es capaz de lavantar el ánimo


    besitos

    ResponderEliminar
  5. Hasta de los mares de cenizas
    he visto viejos pecios anegados
    que volvían a zarpar.

    Hasta el final de una boca hecha trizas
    he visto bellos besos engalanados
    resolviendo la inmortalidad.

    Hasta entonces, queda felicidad.

    ResponderEliminar
  6. A veces el recuerdo,
    es una condena,..
    otras sin embargo,..
    la cadena perpetua
    es intentar olvidar.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.