“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 16 de agosto de 2011

¿Dónde quedé yo?

See No Evil, 1999 – ALEKSANDER BALOS


A Mario Martínez Relaño


“Atravesé la puerta. Al otro lado
no estaba el mundo.”

MANUEL PADORNO


Abro de nuevo mi puerta
a la luz de otro amanecer
y sólo encuentro oscuridad
sobre la línea del horizonte.

No hay pájaros que vuelen en mis ojos
ni espumas de mar bajo mis pies,
ya no queda fuego en las entrañas
de este corazón desierto.

Sólo habito en el vértigo
y en la espiral del abismo,
donde no necesito más lenguaje
que mi propio silencio.

¿Ves que al otro lado de la puerta
ya no está el mundo?
¿Ves que hay preguntas sin respuestas
que atormentan siempre la razón?

¿Dónde quedó la justicia,
dónde quedó Dios
dónde la humanidad,
dónde quedé yo?

11 comentarios:

  1. Magistral, José.
    Gracias de nuevo. Gracias por siempre, amigo.

    ResponderEliminar
  2. "De nada sirve rezar
    quemando varas de incienso.
    Solo queda apagar las hogueras
    y asfixiarnos con el humo
    de los rescoldos"

    (Cobardía, 15-8-11)

    Tal vez tengas razón, querido Jose, y sea mejor arder y recomenzar desde las cenizas.

    Un poema SUBLIME, Noray!!!

    ResponderEliminar
  3. Noray,
    Somos la respuesta antes que la pregunta.
    Habitamos en un espacio reducido pero extenso en horizonte.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Preguntas escalofriantes, querido amigo. Hay puertas que es mejor no abrir si se quiere seguir viviendo. Un poema que duele, que hace daño. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Hay muchas preguntas que nos hacemos y, en ocasiones, no podemos responder. Sin embargo, más allá de esa oscuridad asfixiante cuando abrimos una puerta, siempre habrá una luz que guíe el camino de nuestras vidas. Bellísimo poema.
    Un abrazo.

    p.d.: a ver si me enseñas a poner en mi blog tu mismo reproductor. Trataré de elegir una música tan linda como esta.

    ResponderEliminar
  6. Me encanta cómo escribes, José. Pero yo necesito pensar que hay algo al otro lado de la puerta. Incluso a este lado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Mientras estamos,somos
    a este lado de la puerta,
    y a la otra orilla...
    con los que nos precedieron.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  8. Jose, Un precioso poema.
    .../...
    Y uno aprende que realmente puede aguantar,
    que uno realmente es fuerte,
    que uno realmente vale,
    y uno aprende y aprende...
    y con cada día uno aprende.
    Jorge Luis Borges
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. ¡Qué alegría! Mi amigo Ángel me ha escrito un comentario. Hoy, sin duda y a pesar de todo, ha sido un hermoso día.

    ResponderEliminar
  10. es que es verdad...con cada día uno aprende
    y es palabra de borges.
    lo triste resplandece iridiscente en las cenizas de la noche, pero es presagio de luceros que han de venir a iluminar nuestros pasos...seguro compañero.

    salud

    ResponderEliminar
  11. Como dice Amelia quizás sea mejor arder y recomenzar.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.