“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 22 de marzo de 2011

La memoria de mi propio olvido

Painter Working Reflection, 1993 - LUCIAN FREUD

"Escribo en el olvido
en cada fuego de la noche
cada rostro de ti."

JUAN GELMAN


El silencio es un cadáver
olvidado en el pudridero del tiempo,
donde yace el futuro entre la hojarasca
de un lenguaje de huecas palabras.

Sólo resta el vacío de la noche,
el vértigo de los espejos desnudos
temblando en el fondo de la mirada
y el abismo de un próximo amanecer.

Sólo queda la eternidad del silencio,
la oscura soledad de la muerte,
sin otro recuerdo, sin otro propósito
que la memoria de mi propio olvido.

11 comentarios:

  1. Noray, cada entrada tuya es un lujo literario, pero hoy no puedo dejar de sentirme dentro de esa desolación que me provoca.
    Espero que todo este bien, de todo corazón!!
    Besos de mi alma a la tuya, siempre!!!

    ResponderEliminar
  2. Una memoria triste. Beso desde mi otoño para ti.

    ResponderEliminar
  3. olvido y memoria, ambos paradojas siempre cómplices de nuestra voluntad
    (aunque hay olvidos involuntarios por enfermedad)
    en todo casome refería a los olvidos consentidos y convenientes

    besos Poeta, buena semana
    y abrazo atrasado por el día de la Poesía
    el mundo y los acontecimientos nos tienen en vilo

    ResponderEliminar
  4. Cuando en el silencio
    del olvido
    todo se ve negro
    en la música de Vivaldi
    renace una esperanza.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  5. Mi apreciado amigo, hoy comparto su sentimiento, no lo hubiera expresado mejor...
    algún que otro artificio quizás...pero la esencia de la desolación...en ese féretro de corteza dura que es la noche vacía...
    intransigentemente hueca, como mi alma cuando me mira.

    Y ante todo la vida...

    ResponderEliminar
  6. Viste de verde la negra sombra del olvido y que renazca la esperanza.


    Puedo tomar prestadas tus palabras algún día?

    Un abrazo, Poeta.

    ResponderEliminar
  7. La memoria está llena de olvido, es la sombra que se funde en las paredes de la nostalgia.

    Tu palabra es un bálsamo en días de oscuridad.


    Contigo.


    M.

    ResponderEliminar
  8. Quiero regalarte a Tuñón, sé que lo cuidarás.

    http://spleenmaleniano.blogspot.com/2011/03/buenos-aires-affair.html



    M.

    ResponderEliminar
  9. La negritud se apodera de tus versos, amigos, y los convierte en un rayo de belleza poética profunda y densa.

    Salud y abrazos.

    ResponderEliminar
  10. Amargamente doloroso y profundo tu poema, Noray.

    La soledad absoluta...

    ResponderEliminar
  11. Das luz a la negrura, simplemente, sin artificio: con el sutil engranaje de la palabra, que todo lo alumbra, se puede percibir ese rincón oscuro del alma.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.