“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 1 de marzo de 2011

Dolor enamorado

Lady with Hat and Feather Boa, 1909 – GUSTAV KLIMT

“¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!”

SAN JUAN DE LA CRUZ

Como la llama
que surte en mi interior
y destila sobre mi piel
el fuego de tu cuerpo.

Como el aire
que respiro en el silencio
y deja en mi boca
el gozo de tu palabra.

Como el agua
que mana de tu vientre
para hacerse fuente
en mi propio vientre.

Como la luz
que alumbra mis temores
y apaga las tristezas
al romper la madrugada.

Como ese beso
que jamás te di
y que duerme al alba
sobre tus labios.

Eres como la herida
abierta en el costado
que hiere y sangra, callada,
de dolor enamorado.

16 comentarios:

  1. ¡Que bonito! Tal vez uno de los que más me gustan en tus escritos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Preciosas comparaciones. Me gustó especialmente "como ese beso que jamás te di y que duerme al alba sobre tus labios". Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Amor y dolor eternamente de la mano.

    Precioso Poema.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. El amor platónico... rugido por dentro y apenas brisa en el perfume del ser amado.

    Es un lujo pasar por aquí, Noray.

    ResponderEliminar
  5. precioso como siempre y emocionante. Abrazos poeta

    ResponderEliminar
  6. Por Dios Noray, este poema es bellísimo!!!
    De verdad sabes que siempre escribo lo que me hace sentir sinceramente y me pareció tan pero tan bello!!!
    Besos a tu alma bendecida!!!

    ResponderEliminar
  7. mí ya nada me afecta, ni siquiera el dolor del amor. en cambio tu poesía me sigue emocionando igual que siempre y todos los días...
    abrazos.

    ResponderEliminar
  8. cuantos amores se desgarran desde dentro y allí quedan...
    incompletos

    felices los labios que tienen donde posarse y mitigar la sed viva

    Gran Poema Poeta has compartido , lleno de sentimiento y de deseo

    como el agua
    que mana de tu vientre
    para hacerse fuente
    de mi propio vientre


    agua que mana
    de la fuente más vital
    llenando ambos cuencos
    en la distancia carnal


    besos José, ten una excelente semana

    ResponderEliminar
  9. El amor tiene la particularidad de hacernos tan felices como desdichados. Aún así seguimos Amando.

    Siendo que todo el conjunto del poema me ha encantado, me atrapó ese beso jamás dado pero que sueña seguro en el alba y en los labios. Es precioso imaginarlo cuando la lejanía no permite más.

    Un gran abrazo,
    Anouna

    ResponderEliminar
  10. Cuando existe el amor vive aunque no pueda demostrarse y desde luego se escribe precioso especialmente si viene de tu mano. En poquito nos vemos.

    Un abrazo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  11. me hiciste llorar,
    seguramente porque también eres
    silencio que calla
    y herida que sangra en mi alma
    en cada despertar.

    ResponderEliminar
  12. Qué delicia, Noray.
    Como la llama, como la herida, como la vida...
    Me gusta muchísimo ;)
    besos y hasta pronto

    ResponderEliminar
  13. La vida y el amor en su plenitud. Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Esa llama de amor viva
    ha encontrado el eco
    en tu interior
    para sacar a la luz
    lo que el alma
    dice, siente y calla.

    Un abrazo muy grande

    ResponderEliminar
  15. El amor cuando calla se desgarra por dentro en lamentos silenciosos... muy doloroso, pero es un amor imposible de controlar. Amar es un acto incontrolado, más cuando no se tiene certeza de a quién has entregado tu amor, y no renuncias a amarlo.

    Profundo sentir , el de este amor que nos muestras.

    Un abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  16. Hola.
    Un poema de amor, maravilloso,digno de honrar esa entrada inmortal de S.Juan de la Cuz.
    Felicidades poeta¡
    Y enhorabuena a ese amor platónico por tan hermoso regalo.
    Saludos, con mi admiración por tan bello blog y música. Carmendy

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.