“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 10 de febrero de 2011

Vuelvo a ser el que soy

Autorretrato, 1998 – MARIO ANTÍGONO

Vuelvo a ser la tierra
y el pétalo ya deshojado
sobre tus manos.

Vuelvo a ser la llama
prendida en tus ojos
y el aire que respira
en tus pulmones.

Vuelvo a ser el agua
que mana al alba
de tu costado.

Vuelvo a ser el que soy:
el que nace en tu palabra,
el que habita en el silencio
y en el horizonte de tus labios.

25 comentarios:

  1. Como grande eres ante los poetas, maestro.. Bello poema..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  2. Somos irremediablemente cíclicos, al menos yo lo creo, y ese "vuelvo a ser" lo indica... ser en alguien, es llevar el amor a sus últimas consecuencias.

    Ay, la música... Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Una de las mejores formas y maneras para volver a ser el que se era. Cierto.

    Gracias por tu visita.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Maravilloso ese horizonte de los labios.
    Maravilloso el poema entero.
    Mravillosa esa Pasión.
    Maravilloso ese latido.


    Besos enormes, Noray querido.

    ResponderEliminar
  5. Bien llegado eres siempre mi cielo!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Ser completo nuevamente en el otro ser, en las almas unidas que hacen un todo...Es algo bello reencontrars otra vez con uno mismo de esa manera.

    Los versos son magníficos!

    Abrazos, Anouna

    ResponderEliminar
  7. Buen poema, excelente música la de hoy.
    Un placer siempre visitarte.
    abrazos.

    ResponderEliminar
  8. claro que sí Poeta
    mientras habites en la palabra y en la boca que te nombre

    Besos y muchas gracias a cada una de tus hermosas huellas

    ResponderEliminar
  9. Un volver a ser que llena de ternura cada uno de sus versos. Abrazos.

    ResponderEliminar
  10. "Vuelvo a ser el agua / que mana al alba / en tu costado"

    Me encanta esa estrofa con el guiño a la herida.

    Volver a ser dentro del otro... es una idea derramada y bellísima.

    Un beso, Noray.
    Laura

    ResponderEliminar
  11. Volver a ser... es tan edificante... que al poco se olvida uno de lo que hubo entremedias.

    Tú lo dices mucho mejor.

    Beso grande.

    ResponderEliminar
  12. Nunca dejamos de ser lo que fuimos... Quizás, en algún momento, caemos en sueño profundo...

    ResponderEliminar
  13. Hola Noray.

    "Somos la llama prendida en el árbol
    que mitiga silenciosa al sentir el viento"

    Bello poema como es habitual.

    Un placer leerte.

    Un abrazo.

    Aloe.

    ResponderEliminar
  14. Eres mi Noray...
    El mejor asidero para ciertos momentos que me siento perdida.¡ GRACIAS!

    Besos

    ResponderEliminar
  15. Tierra, fuego, agua y versos.

    Eres.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  16. ESTIMADOS AMIGOS Y SEGUIDORES DE NUESTRO QUERIDO FERNANDO JIMÉNEZ-ONTIVEROS: HE RECIBIDO UNA LLAMADA TELEFÓNICA DE FERNANDO DICIÉNDOME QUE ESTÁ HOSPITALIZADO YA QUE, EN LOS ÚLTIMOS DÍAS, HA SUFRIDO DOS INFARTOS DE MIOCARDIO Y, EN CONSECUENCIA, DOS INTERVENCIONES QUIRÚRGICAS. SE ESTÁ RECUPERANDO AÚN EN EL HOSPITAL, POSIBLEMENTE LE DEN MAÑANA EL ALTA. ESTÁ PREOCUPADO PORQUE EN LOS ÚLTIMOS DIAS NO HA PODIDO DAR CONTESTACIÓN A LOS COMENTARIOS QUE LE HEMOS PODIDO DEJAR EN SU BLOG Y POR ELLO ME HA PEDIDO DIERA A CONOCER EL MOTIVO DE SU OBLIGADO SILENCIO.
    POR FORTUNA HA SUPERADO LAS DOS INTERVENCIONES, Y LE HE NOTADO CON UNA VOZ FUERTE Y MUY DESPEJADO.
    ABRAZOS PARA TODOS DE SU PARTE

    ResponderEliminar
  17. Me reclino poeta ante el que sos.



    MaLena.

    ResponderEliminar
  18. Hoy paso a cierta velocidad... Ando de tiempo como de títulos nobiliarios, vamos ninguno. Sólo decirte que es un placer verte de vez en cuando por mi espacio, y te doy las gracias por ello.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Sigue siéndolo por
    mucho tiempo.

    Un apasionado latido
    se desprende
    como pétalos
    del verso.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. Plego de nou la saba
    que se t’escapa
    i fa de mi nova vida,
    clou la nit efímera
    de la solitud
    quan veig el primer raig
    de llum sortint del teus ulls
    i em se de nou
    entre els mortals,
    favorit de la deessa.
    Vetllo les armes
    de les paraules
    dins el si del meu cos
    per lloar amb mots
    la seva ombra i enaltir
    que sóc jo el seu cavaller
    amb la delicadesa dels versos
    que em fan viure per ella,
    esperant el nèctar dels seus ulls,
    la dolçor dels llavis,
    l’escalfor del tacte,
    tement la fredor del silenci.
    Postrat de genolls,
    vetllant les meves armes
    de paper i tinta,
    davant l’altar del seu cos,
    finat el temps de l’espera,
    ja només queda l’esperança
    de la recompensa.

    ResponderEliminar
  21. Qué maravilla de poema, Noray...

    Volver a ser la llama viva, el grito vivo del agua, o de la sangre, o de la herida, o ser la luz de media noche o un rayo de sol sobre la tierra yerma, haciéndose derroche o poema.
    Y ser también en todo eso, simple y llanamente tú.

    Gracias por este don de versos que nos regalas
    Siempre.

    Un beso

    ResponderEliminar
  22. Me alegro de tu regreso a ti.
    Pasamos demasiado tiempo fuera de nosotros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. El que habita en mi silencio,
    rn un verso marchito,
    en un beso huérfano de labios,...

    ResponderEliminar
  24. Vuelves a ser el que eras el que siempre serás.
    Un petunet

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.