“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 6 de febrero de 2011

Diecisiete sílabas para un haiku*

Creación de Adán (Detalle Capilla Sixtina), 1511 – MICHELANGELO BUONARROTI

La vida corre
en diecisiete sílabas
hacia la muerte.





* Este haiku es la entrada nº 1000 de este blog.



23 comentarios:

  1. Felicidades por tu cumple-1000 y GRACIAS por llenar nuestra vida de poesía.

    Besos enormes, querido Jose.

    ResponderEliminar
  2. exactamente!!

    besos y felicidadespor tu entrada MIL:)

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas felicidades y gracias por hacernos partícipes de la belleza de tus versos.

    Un abrazo fuerte, Noray.

    ResponderEliminar
  4. Un placer siempre leerte poeta..

    Después de tanto tiempo, espero poder ponerme al día con todos y todas..
    Recomenzar el año con la vida en brazos es lo mas bello del amor..

    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre...

    ResponderEliminar
  5. Lo malo es que nunca para su camino...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A veces una sílaba nos lleva a la muerte, nos despoja, nos viste.

    Espero con el alma en la mano que sigan tus letras que sean millones.



    MaLena.

    ResponderEliminar
  7. Irremediablemente,
    con prisa y sin pausa.

    Gracias por estos mil
    y deseando poder participar
    de otros mil más.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Ese puente imperceptible entre el ser y la nada. Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Felicidades por tus mil entradas de buena poesía. Pero, aunque corra la vida, espero que tarde algo más de diecisiete sílabas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. 1000... ¡¡¡Felicidades!!!!

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  11. mil entradas,...
    mil veces las que erizaste mi piel,..
    las que me emocionaste mientras te leía,...
    las que me hiciste sentir,
    vivir,
    volar,
    amar,

    soñar(te).

    ResponderEliminar
  12. Precioso haiku.

    Que sean 1.000 más como mínimo.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  13. Enhorabuena por tus mil banderas al viento.

    ResponderEliminar
  14. Bastan diecisiete para mostrarnos la inteligencia de tus entradas, que siempre nos enriquecen. Enhorabuena.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Las 17 sílabas de tu haiku, dan belleza a la vida, y ayudan a que el camino a la muerte se más placentero y pleno de armonía.

    Muy bello y original
    Besos

    ResponderEliminar
  16. Llego nuevo, te leo y me quedo para seguir leyéndote. Felicidades por tu blog y por tus 1000 entradas. Intentaré ir leyéndolas poquito a poco. Saludos desde la otra orilla.

    ResponderEliminar
  17. Enhorabuena!!
    Morir o vivir esa es la cuestión?
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. 1000 entradas es una buena cifra para continuar en el frente de escritura.
    Felicidades!!

    ResponderEliminar
  19. Definitivamtente, es una gozada tu blog.
    Felicidades por esas mil y por tu creatividad, felicidades por ese corazón que estalla en palabras, por la gran persona que hay detrás de esas entradas, que abre un trozo de su alma al mundo y lo comparte, que crea imágenes perfectas y sueños, por ese Noray que decidió dejar el blog y regresó, para seguir regalando belleza al mundo.
    Un abrazo inmenso.

    ResponderEliminar
  20. Número mil
    entre tus mil bondades
    tu poesía.

    Que nos regales mil entradas más, Noray, y después, mil más. Abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  21. Hola, Jose: felicidades por este cumple-entradas, y por tu buen haiku. Abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Por tener ese conocimiento tan cercano a la muerte,contemplo tu casa,para mi templo,bebo de tu licor más lírico,te siento....
    Dejo una lágrima y me vuelvo....

    Besos y,gracias....

    ResponderEliminar
  23. no siempre la vida corre hacia la muerte,..

    contigo, cada día, tras la vida, siempre hay vida y la muerte es sólo un verso sin principio ni final.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.