“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 16 de diciembre de 2010

Latidos

Primer latido, 2009 - BRUNO FERREIRA


Abre la luz
de tu cuerpo

y dime

si es la sombra
desnuda

de mis latidos

lo que late
en tu corazón.

15 comentarios:

  1. Un bello poema como son habituales en ti.
    Vengo a desearte felices fiestas y feliz añó2011.
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Genuidad en tu expresividad poética... como nos gustaría echar un vistazo en algún que otro corazón...


    Saludos desde mi esencia.

    ResponderEliminar
  3. No hay sombras.
    Hay demasiada luz.
    Eres tú entero el que me late,
    el que me recuerda que vivo...

    ResponderEliminar
  4. Tus latidos son muy invasivos y se cuelan por las rendijas que no hay cubiertas.
    Este Aute y sus letras son muy autenticas, más de uno debería aplicárselas.

    ResponderEliminar
  5. Muchos besos que ya me iba sin despedirme.

    ResponderEliminar
  6. Precioso,
    la imagen impactante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Luz y sombra, piel y latidos. Cóctel que no se puede resistir.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. la sombra y la luz; eternos rivales compatibles a medias...
    Un abrazo, Noray.
    Gracias por se siempre tan majo y por dejar tu huella.

    ResponderEliminar
  9. Cuando un cuerpo se abre al amor, los corazones laten al unísono.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. he quedado absolutamente rendida a tus pulsos líricos Poeta

    besos y abrazos


    muchas gracias por cada una de tus hermosas huellas
    eres un SOL

    ResponderEliminar
  11. ...Y si son tuyos o míos
    los suspiros cantados a la luna
    por la piel de mis labios
    cuando mi boca y la tuya son una...

    Perdón por intentar continuar tus preciosos versos, al leerlos no pude resistir la tentación de tratar de seguirlos.

    Me ha encantado este poema es de un románticismo enorme....una joyita del género.

    Abrazos peninsulares amigo.

    ResponderEliminar
  12. Las sombras siempre se rinden a la luz.
    Qué bien lo dices...
    un saludo,

    Clara

    ResponderEliminar
  13. Corazones que suenan... que dejan su pom-pom en el sístole y diástole del mundo.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. En su corazón no sé si late, pero entus versos, desde luego sí.

    Besos

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.