“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 16 de noviembre de 2010

Preguntas sin respuestas

Head of a Man (detalle), 1966 - LUCIEN FREUD

Mírame a los ojos
y dime si ves en ellos todavía
el fulgor del rayo
de antiguas tormentas.

Bésame en los labios
y dime si te saben a los cerezos
que brotaron en nuestro jardín
la última noche de primavera.

Palpa cada trozo de mi cuerpo
y dime si encuentras las cicatrices
de viejas y cansadas heridas
abiertas en las trincheras.

Escucha mi corazón
y dime si sientes el silencio
cayendo gota a gota en mi interior
para forjar cada uno de mis versos.

Aspira cada palabra mía
y dime si es sólo el humo gris
de tus calladas respuestas
lo que sigue flotando en el viento.

21 comentarios:

  1. Al mirarte, quedo ciego.
    Al leerte, mudo.
    Si no te tengo, muero.

    ResponderEliminar
  2. Querido Noray hoy me has dejado maravillada y te lo digo en serio, música, letra y esa mirada del detalle de la pintura..... un día me dijiste en mi blog que era arte en estado puro , ahora te lo digo yo a ti!!!


    Besos muchos

    ResponderEliminar
  3. Cuando tus versos se impregna en mi alma siento todo eso, rozo lo sublime.



    Va abrazo girando a tu cielo.


    M.

    ResponderEliminar
  4. hermosos y sentidos versos
    un logrado poema
    Felicitaciones Poeta


    a veces el reflejo es un silencio agónico
    a veces en el reflejo los ojos mienten
    a veces el beso es solo de ida y nunca de vuelta
    a veces el cuerpo se mezquina

    beso

    ResponderEliminar
  5. Está muy bonito el nuevo look de tu blog, Noray.

    Y bellos versos, como siempre.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Es muy triste llegar un momento donde te haces esas preguntas (figurado o no)
    Es muy triste cuando en este caso el silencio da las respuestas...
    Los ojos de la obra de FREUD son muy expresivos...
    Como tus palabras!!!
    Besos a tu alma de la mia...

    ResponderEliminar
  7. Es inútil preguntar cuando el silencio se mezcla. La antorcha en su aro de hierro alumbra sin preguntarse si su llama es fuerte o suave. Naturaleza de luz tiene el poema.
    Abrazo, compañero

    ResponderEliminar
  8. Sensible, delicioso. Te estoy mirando a los ojos y solamente veo poesía.

    ResponderEliminar
  9. Escribes esas órdenes de una manera tan dulce y delicada que si no te mira, no te besa, no te palpa y no te escucha...no sabe lo que se pierde, poeta del alma y del cuerpo.

    Eres sublime, mi queridísimo Noray.

    Besos enormes!!!

    ResponderEliminar
  10. Masculino, hermoso reclamo que recorre los sentidos en una caricia tibia que estremece. Tiene razón Amelia, si el reclamo no fuese inmediata y ampliamente atendido por quien te inspira el poema. Casi como un susurro, Noray. Así de suave y tiernamente sensual se me antoja. Un abrazo, hermano.

    ResponderEliminar
  11. La belleza lo es por lo que atesora, no por la tersura de bebé.
    Me encantó.
    Bss

    ResponderEliminar
  12. Aspiración humana es sentir y hacer sentir en todo tiempo... amar, y ser amado.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un bello y melancólico poema, Noray.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Son eternas las preguntas hacia uno mismo!!
    Un abrazo Noray

    ResponderEliminar
  15. El silencio tiene todas las respuestas.
    Besos

    ResponderEliminar
  16. siempre será primavera
    en tus brazos, en tu mirada,
    en tus versos y en tu voz.

    ResponderEliminar
  17. Ese paseo por los sentidos atrapa de forma inevitable, Noray, para acabar en la cuerda floja de la incertidumbre, ahí, suspendida del silencio... Muy bueno.

    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
  18. El silencio daga que penetra el corazón cuando se ama.
    Bellos versos, un saludo Noray

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado Noray
    preguntas que llegan al alma
    las siento,quizás las
    respuestas se hallen
    en ese silencio.

    Un abrazo muy fuerte

    ResponderEliminar
  20. el silencio sabe...la huella calma la espera...aunque tengamos todas las preguntas y la llama de la incertidumbre detrás de la puerta...abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Compañero de humo gris, no sé qué decirte; darte un fuerte abrazo, admirativo de una belleza que atrapa.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.