“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 6 de septiembre de 2010

Para forjar la memoria

En memoria de George Dyer (Panel central), 1971- FRANCIS BACON


Por este mar que navego
bordeando el vértigo de mi propio abismo,
sin otra pretensión que convertir el silencio
en palabras de un idioma sin artificio,
es cicatrizante de heridas
que supuran aún desde mi interior.

Continúo buscándome entre las aguas del océano
para liberarme de una vez de este lenguaje estéril,
que me sigue encadenando al pasado
y estrangula el presente apagando la luz del futuro.

Vuelvo sobre mis pasos al interior del espejo,
allí donde la luz se torna sombra.

Regreso de nuevo al principio de los tiempos,
a la génesis primigenia de la palabra virgen.

Busco la fuente del silencio
en las raíces desnudas que crecen en mi corazón
para forjar la memoria.

13 comentarios:

  1. Regresa al azul entonces,
    al de los primeros versos
    que siempre fueron bellos
    no por ser los primeros,
    sino por haber roto el hielo
    de ese mar que contenía
    tus ansias de gritar.

    Regresa al mar,
    al que se agita
    y al que se vuelve calma,
    paz y soledad.

    Regresa a mirarte
    sin tener miedo de encontrarte
    porque siempre eres poesía
    y siempre eres verso,
    porque siempre eres silencio
    y estrofa en los labios
    que no se atreven a hablar.

    Te abrazo y te arrullo
    con la espuma de un beso.

    ResponderEliminar
  2. El mar es muy grande.
    Enorme.
    Pero el buen navegante nunca le teme
    ni siquiera en el amplio silencio de la noche.

    ResponderEliminar
  3. Y la búsqueda no cesa, y el mar es inmenso, y el silencio... ¡ay el silencio!

    Magnífico, Noray.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Es la luz donde te forjas, es en esa imagen reitarada donde tu voz emerge.

    lindo poema noray!

    ResponderEliminar
  5. Es la fuente del silencio
    la cuna donde se forja
    la esencia de uno mismo.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  6. Hay que nadar en la profundidad para encontrar un símbolo.

    Siempre me voy fascinada de tu casa.
    Un largo abrazo.


    M.

    ResponderEliminar
  7. Si pudiéramos forjar nuestra memoria todos, conoceríamos la felicidad en estado puro.
    No sé si tanto de golpe y sin costumbre sería sano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La palabra y el silencio: dones y maldiciones del poeta. La búsqueda es incesante. La búsqueda es sostenida. No termina jamás. Si terminase, nos tragarían el mutismo y la sombra. Magnífico e incitante. Abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Y en esa búsqueda nos vamos dejando la vida entera.
    Impresionante poema, con un toque inquietante, que obliga a varias lecturas, para sacar lo máximo posible de sus versos.

    Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  10. allí comenzo toda aventura y toda vida...(mar)

    ResponderEliminar
  11. pd...este poema dialoga muy bien con uno que hice y repuse ( Grito)...eso
    besitos de luz

    ResponderEliminar
  12. Sin duda eres Poeta.
    Haces temblar la Tierra.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.