“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 16 de julio de 2010

Aunque ya estés distante

Distant light, 2008 - TRISHA LAMBI

A esta orilla
ya no regresan las luces
de la última primavera
y las olas retornan solas
otra vez hasta mis ojos.

El océano es tan amplio
y tu eco tan penetrante
que el horizonte se quiebra
y se rompe el silencio
aunque ya estés distante.

8 comentarios:

  1. Amigo y poeta Noray; afortunadamente resuelta mi crisis accidental me encuentro esta hermosa poesía tuya, la mejor medicina natural para elevar el espíritu y hacernos olvidar las cosas sin importancia. Las luces de mi pasada primavera sí retornan a mis ojos, como las olas, gracias a tu poema. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Son tan bellas las imágenes de esta poesía, que una se ve en la orilla de esa playa esperando esas olas.

    Quien es capaz de estar distante, es porque no sabe SER. Su eco no tardará demasiado en alejarse.
    Un abrazo constante

    ResponderEliminar
  3. Es impactante tu forma de sentir el amor, la ausencia y el recuerdo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. el recuerdo se pierde, la distancia merma el cariño, el amor, pero la pasión sigue ahí para producir la tormenta perfecta

    un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Yo estoy distantemente congelada en este crudo invierno. Extraño el Mediterráneo...
    Beso para ti.

    ResponderEliminar
  6. El mar sabe ser cercano
    con el rumor de las olas
    y el perfume que acaricia.

    Un abrazo con sabor a mar

    ResponderEliminar
  7. aunque distante,
    parece cerca...
    un beso poeta :

    ResponderEliminar
  8. sin embargo yo espero aqui.
    en esta orilla vacía de recuerdos,
    en este margen que cultiva los sueños
    espero sentada dia y noche
    aunque las olas no vuelva,
    aunque la mar no regrese con su espuma blanca,
    con sus alas de seda
    a embriagarme de la luna
    me siento y espero volver a vivir.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.