“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 11 de mayo de 2010

Mis sueños se abren en sima

Para no hacer ruido, 2006 – SEMA CASTRO

El silencio comienza a derretirse
como las últimas nieves del invierno
cuando arrecia el rumor de la primavera
y tu carne se vuelve escarcha
en el fuego de mis manos
y tus labios sólo desesperado hielo
entre las cenizas de mis labios.

Esta sordina se diluye dentro,
donde la soledad se hace sangre,
donde la palabra se amortaja de silencios
y mis sueños se abren en sima
por la que fermenta la vida sin hacer ruido
y en mi ventana, como cada año,
vuelve a florecer otra violeta.

14 comentarios:

  1. Preciosa palabra: sordina.
    Un fermento silencioso que florece con la violeta, la flor de la humedad y la sombra. Precioso.
    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  2. mis sueños se duermen en tus manos,
    en tus versos se acuna toda esta felicidad.
    abrir tu blog, leerte.
    sentir tu poesía, encontrarte
    galante, hermoso, puro,
    sincero, cristalino.

    te abrazo siempre,
    Ad Infinitum, Maestro.

    ResponderEliminar
  3. Preciosos versos. Qué suerte que cada años florezca tu violeta, son muy frágiles y requieren muchos cuidados. En invierno mueren, vaya uno a saber por qué mecanismo de defensa. Vaya a saber por qué mimetización con nosotros.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  4. GRITA, para acallar el silencio.
    Habla,
    dí,
    como sólo tú sabes...

    ResponderEliminar
  5. la violeta en su pequeña presencia, es capaz de aromatizar todo rincón, incluyendo la sima en donde el tiempo parece olvidar pulsos, allí cobijada toda raíz sostiene y mantiene la vida.

    besitos de luz

    ResponderEliminar
  6. Hermoso es soñar Noray, tan bello como esta bella poesía que nos ofreces.
    Besos, querido amigo.

    ResponderEliminar
  7. Los sueños cuando son plasmados con tus versos.. son magistrales .. poeta..





    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos de siempre...

    ResponderEliminar
  8. Precioso poema. Me ha gustado mucho "donde la soledad se hace sangre, donde la palabra se amortaja de silencios".

    Un saludo,

    ResponderEliminar
  9. Ha tiempos ennuestra vida, en los que, o viene de natural la Primavera, o la creamos en nuestro corazón... Sí, con infinidad de flores, o si lo prefieres, solo con violetas... o símplemente una.

    Y nos de jamos de "leches" de El Corte Inglés"

    ;)

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  10. En la primavera brota la armonía... y tus versos, como las violetas.

    Un abrazo, Noray.


    PD: hay mar, no cabe duda.;-)

    ResponderEliminar
  11. la primavera despierta la tierra
    deshace las nieves
    y desde la sima de tus sueños
    se despierta la belleza de tu poesía

    Noray de viento
    ... caricias al alma

    besos

    ResponderEliminar
  12. Muy lindo poema, melancólico.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Que nunca dejen de florecer las violetas en tu ventana, mi querido poeta.
    Besitos para ti.

    ResponderEliminar
  14. Que la nieve se derrita
    con rayos de primavera
    y el dulce perfume de
    las violetas.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.