“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 26 de abril de 2010

La palabra repta como una serpiente

The woman, the man and the serpent, 1911 - JOHN BYAM LISTON SHAW

La palabra repta como una serpiente
en el silencio de mi sangre
al encenderse el faro de tu mirada
con las primeras luces de la noche,
justo cuando la puesta de sol
muestra el abismo en el cielo
y comienza a perecer el océano
sobre el vergel del horizonte.

La palabra corre presurosa
por el torrente sanguíneo,
oxigenando cada célula,
y alumbra el corazón
ensombreciendo el cerebro
y, sin rubor, ya de regreso,
se hunde en la cicatriz abierta
e insondable de tu sexo.

16 comentarios:

  1. nada como sondar lo insondable, seguro que hay algo ahí dentro, te apuesto lo que quieras

    ResponderEliminar
  2. repta...para clavar sus colmillos en el más preciso de los deseos

    ResponderEliminar
  3. Con palabras se puede aprisionar un secreto,develar un mundo,conquistar un corazón.

    recibe un abrazo,amigo,que sabes que me encanta como escribes.

    ResponderEliminar
  4. El final, amigo Noray, es para quedarse en el poema.

    ResponderEliminar
  5. Parodiando con la voluptuosidad de las palabras se llegan a profundidades que siempre deseamos explorar.
    Me gusta tu poema.

    ResponderEliminar
  6. Sintiendo la palabra como lanza que ilumina los senderos por donde queremos caminar, es lógico si, enamorado, queremos llegar a nuestra amada.

    Del Haiku anterior, estoy de acuero en que, cuando se oscurece la comunicación, se establece un tunel oscuro entre los dos... Por lo menos, así lo sentí al leerlo.

    Un Abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Esa palabra invencible que abre todas las puertas. Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Esa palabra identifica el deseo que en las profundidades repta como la serpiente que nombras. Precioso poema Noray.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. La palabra, ésa que buscamos y la mayoría de las veces se nos escurre entre los labios. Siempre nos quedarán las manos, un papel y unas teclas para hacerla volar sin miedo a que no llegue a ningún destino.

    Precioso poema Noray.

    Saludos,

    ResponderEliminar
  10. Que la palabra sea
    siempre, el respiro
    de nuestro interior.

    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  11. Como siempre una belleza. De verdad. No creas que te adulo. Eres un gran poeta

    ResponderEliminar
  12. Me gusta que las palabras repten.
    Me gusta tu poema, Noray.
    Ya estoy de vuelta en mi tierra.
    Beso para ti,
    STEKI.

    ResponderEliminar
  13. La palabra corre desesperada
    Llevando mensajes de gloria
    Enturbiando tu mente
    Y seduciendo tu inocencia

    ResponderEliminar
  14. Decia el poeta que la palabra es un arma cargada de futuro y cuanta razón tenia.
    La palabra..tus palabras abren el alma a sensaciones que cuesta retener porque son un canto a la belleza que... "oxigena cada cédula y alumbrar el corazón"


    Saludos

    ResponderEliminar
  15. La palabra se hunde en el insondable….
    Creo que decías en algún sitio, que un solo verso puede evocar un poema entero.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Redondo ese final. Me ha encantado la imagen de la cicatriz.
    El texto es temeroso de la palabra al principio y, al final, se decanta a ser seducido por ella.
    Excelente.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.