“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 8 de febrero de 2010

Me busco en la oscuridad

Campesino quemando malezas, 1883 - VINCENT VAN GOGH

Me busco en la oscuridad
fundido en las sombras,
con la mirada cómplice
y los labios enamorados,
anhelando la serena lluvia
para que convierta en fértil
esta obscena maleza.

Me busco en la luz del fuego,
que destella entre la negrura
de la sempiterna noche,
cuando se apilan las lágrimas
y se nublan las imágenes
que se labran en la memoria
entre los surcos de la libertad.

18 comentarios:

  1. Y a veces, no hace falta buscar..
    uno siempre encuentra (y se encuentra)
    en la mirada de quien se quiere encontrar.

    Te abrazo noray.

    Sshhh..

    ResponderEliminar
  2. Me ha impactado sobremanera este poema; creo transitar entre esa oscuridad con la pretensión de toparme al menos con un lumen de libertad; tu escrito de las sombras me parece luminoso; allí he llegado, al lumen buscado; al calor de tus letras me cobijo en este momento...

    Primera vez que te visito; suficiente para quere volver siempre.

    Fraternal saludo.

    ResponderEliminar
  3. Poesía llena de una bella melancolía, en imágenes que llegan a quien te lee...magnífico...un abrazo de azpeitia

    ResponderEliminar
  4. Entre los surcos de la libertad.. Que belleza. Todos estamos atrapados en la oscuridad, en mayor o menor medida.
    Muy bueno Noray.
    Cariños.

    ResponderEliminar
  5. Y en esa búsqueda, los versos autografían el camino...

    Un abrazo
    Marian

    ResponderEliminar
  6. Tórrida pasión convertida en poema; aunque yo lo llamaría (si me permites el chascarrillo) battant cométe ¿cierto?. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Te buscas en la oscuridad y resucitas en la luz, supongo.
    Bien escrito
    Un gran beso

    ResponderEliminar
  8. Si que es hermoso el poema que nos acercas, siempre es un placer visitar tu espacio.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Creo que buscarse ya es un paso importantisimo...
    El poema bello como siempre al igual que la pintura!!!
    Besos cielo, termina bello tu dia!!!

    ResponderEliminar
  10. De nuevo una búsqueda
    que puede ser eterna...y bella.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. El mejor sitio para buscarte, siempre serán tus versos, mientras los tengas, allí podrás hallarte.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Interesante poética.
    Persevera.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Pues si cada ejercicio de búsqueda nos traes esta belleza, te diría que no dejes de buscar.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Rubinstein trae Chopin nocturno a los colores sombríos de Van Gogh.
    Mientras tanto nos exploramos en las sombras y en el fuego.
    Quizás no nos descubramos pero sí nos intuimos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Ahí entre las sombras de ese fuego me busco yo también, tal vez por eso disfruto tanto con tus vesos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. yo te he encontrado!!! me han enamorado tus letras y me ha encandilado el sonido de la musica de blog

    ResponderEliminar
  17. A l’hora tardana
    en que el sol juga
    a cuita i amagar
    amb la jove lluna
    que reneix de l’altre
    costat del mon,
    i s’albiren més enllà
    de les muntanyes
    les primeres ombres
    de la foscor,
    jo trist com sempre
    em busco
    en els màgics llocs
    d’un passat
    que cada cop
    es difumina més
    com el fum
    que voleia
    per sobre el foc a terra,
    escalfant somnis distants.
    Em faig nit a la foscor
    de les ombres
    que habiten en mi,
    cercant la complicitat
    de tant essers
    que com jo
    són fugitius de la llum,
    deixant enrere petons
    de llavis humits,
    i abrics oberts
    de fresca llibertat.

    ResponderEliminar
  18. En la oscuridad
    o con la luz
    del fuego son
    tus versos
    delicia poética.

    Bello el campesino
    de Van Gogh.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.