“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 4 de febrero de 2010

En el espejo de tu cara

La Mariée, 2006 - FRANCINE VAN HOVE

Sé que la luz volverá
a alumbrar mi rostro
en el espejo de tu cara,
sé que la noche regresará
para ser limpia mañana
en las líneas de mis manos,
sé que tu mirada desnudará
mis silencios y mis palabras.

14 comentarios:

  1. Te abrazo Ad Infinitum..
    Sshhh..

    ResponderEliminar
  2. mmmmmmmmmmmmmmm.... ¿con ese futuro de espejos de alma qué más se puede pedir?.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Estos versos enamoran Noray
    Esto es un pecado mortal
    Porque el alma VUELA

    ResponderEliminar
  4. Una belleza.. Poesía en el más profundo sentido de la palabra..
    Cariños!

    ResponderEliminar
  5. "Ese saber" es "amar sin tener que decir nunca lo siento." ¡Pero tú lo dices de forma tan bella!
    Es como poder descansar por fin, sabiendo que amanecerá de nuevo.

    ResponderEliminar
  6. Yo sé que sabes bien... y que ella inevitablemente al leer un poema asi... se sentirá dichosa!!!
    Sabes que amo las pinturas de Francine... que bellas son verdad???
    Al igual que leerte...
    Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

    ResponderEliminar
  7. Al fin un precioso poema que es como un destello de luz, limpio y brillante. EXcelente!

    ResponderEliminar
  8. Que hermosura!!!
    Enviando pétalos blancos al mundo.


    Besos Noray

    ResponderEliminar
  9. Excelente forma de sentir y escribir como tu lo haces.
    Es siempre un enorme placer acercarse a visitar tu espacio.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  10. y de eso se aliemnta tu esperanza..abrazos

    ResponderEliminar
  11. Bellas palabras
    y poderosa la
    mirada.

    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  12. Muy bello este escrito amigo, es un placer pasar por tu casa, un abrazo, feliz finde.

    ResponderEliminar
  13. Estos versos me dicen que estás con el corazón abierto pero con la guardia baja. Me gustaron y me dieron escalofríos a la vez, alguna vez estuve allí, te deseo la mejor suerte. Es grato leerte, siempre paso en silencio pero hoy me dio por escribirte. Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué hermoso! Dulce esperanza...

    Un beso,
    Laura

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.