“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 6 de enero de 2010

Déjame

El Tiempo (autorretrato), 2008 - DIEGO DAYER

Déjame que siga viviendo
en los ojos transparente
del ardiente girasol
donde no hace falta ya
la mirada para imaginar.

Deja que me duerma
en el gineceo virgen
de la tierna amapola
donde ya no hace falta
la palabra para soñar.

Deja que me despierte
en los tersos labios
del perfumado jazmín
donde no hace falta ya
el silencio para hablar.

Déjame que muera en paz
en la piel de la rosa blanca
cuando se abre en la mañana
donde ya no hace falta
el lenguaje para amar.

14 comentarios:

  1. Exquisito,tiempos infinitos

    Procesos donde se desprenden,

    el tiempo del girasol,el de

    la amapola,la palabra

    y el silencio,tus deseos

    y esa rosa blanca

    donde parece aferrarse

    tu alma!

    besos

    ResponderEliminar
  2. Qué versos Noray.. Nada, no hace falta nada más. Imaginar, soñar, hablar, amar. Ni imaginación, ni sueño, ni voz, ni amor. Sólo el verbo. Que de a poco toma el protagonismo. Hace falta más de eso en el mundo.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. Ay, amigo... ¿quién te negaría...?

    ResponderEliminar
  4. Mejor dicho en un poema como este, no hay poeta.. Excelente..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  5. Es un enorme placer leer este enorme poema en un día señalado como hoy...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Precioso poema, me encanta la incidencia repetida de "ya no hace falta" la mrada, la palabra, el silencio, el lenguaje... M uy acvertada. Gracias y un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  7. Es un regalo tu poema.
    Desprenderme de todo y sólo vivir tranquilamente silencios y sueños.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. "Déjame" que te diga, que siempre es un placer pasar a leerte.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. tremendo Noray, como siempre bellisimo!

    ResponderEliminar
  10. Hermoso el poema que nos acercas, es un placer leerte en la mañana.

    Gracias por compartir.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Precioso anhelo hecho regalo de Reyes.
    Un abrazo y enhorabuena por tu ensibilidad.

    ResponderEliminar
  12. Hola, Noray:

    Ando muy justa de tiempo, pero te leo siempre. Eres un rincón acogedor al que me gusta venir a diario.

    De éste, me quedo con las innecesarias palabras, con la sensación plena que nos llena... cuando ya no es necesario decir nada.

    Te deso lo mejor, para éste y para muchísimos más años.

    S.

    ResponderEliminar
  13. Que bello, la sensibilidad le da un toque que siempre merece la pena admirarte.

    un gran abrazo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  14. de nada sirve
    que yo siga escribiendo..
    que calle el mundo
    y empapen tus versos cada sueño..

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.