“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 17 de noviembre de 2009

Voy hacia ti

Retrato de John Minton, 1950 - CECIL BEATON

Voy hacia ti
como el rayo
rasgando la dermis
del cielo,
como el viento
en la última noche
de los tiempos.

Voy hacia ti
enjugando el silencio
de mis lágrimas,
ahogando el recuerdo
de tu ausencia
en el perfil diluido
de tu cara.

Voy hacia ti
sin otro vestido
que mis manos,
sin otro lenguaje
que mis labios,
voy hacia ti
y no te encuentro.

21 comentarios:

  1. "Sin otro vestido que mis manos..." que bonito...

    pero el cuadro es repe...ehhh...que yo hice un trabajo sobre Minton al verlo por aquí....jejje..

    Besossss

    ResponderEliminar
  2. Precioso poema, así como tus palabras que vienen hacia mí, y hacia el otro que está leyendo desde otra pantalla y aquél otro que se ve más allá, en la computadora que queda quien sabe donde. Pero tus versos sí nos encuentran. Y nos hacen suyos.
    Muy bueno.
    Cariños!

    ResponderEliminar
  3. No era este cuadro, era otro retrato de Minton..jeje...No está repe...me ha costado un montón encontrarlo....has escrito una balbaridad desde entonces.

    Besos, poeta.

    ResponderEliminar
  4. Que sencillez y profundo, Jose.
    Que placer leerte.

    ResponderEliminar
  5. Bellos versos la encuentro del amor.. sin encontrarlo..

    Maestro como siempre.. Excelente poema..

    Un abrazo
    Con mis
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  6. Seguro que si vas como un rayo rasgando la dermis del cielo, encontraras el (los) corazón-es abierto-s
    Hermoso poema del más allá (todavía)
    Un fuerte abrazo mi poeta de luz

    ResponderEliminar
  7. Así, así, ir con ilusión y fuerza. Pwero con un resultado gfeliz. Un abrazo, poeta.

    ResponderEliminar
  8. He ido siguiendo la estela de tus palabras como el rayo rasgando la epidermis, ahogando el recuerdo de su ausencia en el perfil de su cara, y no podía creer que no estuviera ahí, esperándome una vez más, para enjugar mis lágrimas. Y una terrible decepción se apoderó de mi.
    No hay mejor poesía que la que se puede sentir en carne propia al leerla.
    Precioso poema

    ResponderEliminar
  9. AUSENCIA DE UNO MISMO,MIEDO A NO ENCONTRARSE.

    ResponderEliminar
  10. Triste desenlace final cuando se lleva como equipaje el fuego del amor en los labios y no se encuentra donde depositarlo.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  11. Y voy y vuelvo, doy vueltas en círculo y no avizoro la luz que me conduzca hacia allí donde me aguarda el ángel que me arrebató la inevitable.

    ResponderEliminar
  12. Bonita plegaria
    de encuentros,
    silencios y
    lágrimas.

    Sencillo,íntimo, perfecto.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Una auténtica belleza!!!


    Me encantó.


    Un abrazo Noray.

    ResponderEliminar
  14. Cuando llego a tu casa... me quedo leyendo durante un largo tiempo...
    Cada poema, cada palabra, cada silencio (porque tambien los leo) son tan especiales... siempre me dejas con una sonrisa en los labios... esas que se manifiestan cuando estas con el corazón llenito!!!
    Es perfecto, sin mas vueltas...
    Besos cielo, termina bello tu dia!!!

    ResponderEliminar
  15. La b´´usqueda de un espejismo, tal vez de un ideal inexistente, tal vez de un amor perdido.Lastima con todo lo que ofrecias...a t´´i mismo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Noray:
    Dices
    "...sin otro vestido
    que mis manos,
    sin otro lenguaje
    que mis labios..."
    y vistes el lenguaje con ello.

    UN abrazo.

    ResponderEliminar
  17. .. como el rayo
    rasgando la dermis
    del cielo..................

    me desarmas..

    estoy tras de ti,
    te abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Me elevas cada vez que te leo.. tenes magia tenes don y tenes la sensibilidad a flor de piel...

    un beso grande poeta.

    muakkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  19. voy hacia ti en cada link
    me quedo pasmado escuchando el silencio
    será mi eco que llega rasgado
    o el borracho espejo que me mira
    sin consuelo, sin remedio
    te invito a mi retrato
    te dejo mi recuerdo
    http://todomisilencio.blogspot.com

    ResponderEliminar
  20. "como el viento
    en la última noche
    de los tiempos."

    Un abrazo, Noray, preciosos versos.

    ResponderEliminar
  21. No lo dudes que vas y vienes y vas,
    pero nunca te vas, siempre te quedas!!

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.