“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 7 de noviembre de 2009

Te esfumas sin dejar rastro

L'intrigue de Neá, 2006 – ISTVÁN SÁNDORFI

La luz de la luna ilumina
la silueta de tu radiante alma,
dibujándola en el vaho de mi ventana
y desaparece la oscuridad,
y mi noche se hace mañana
como si el péndulo del tiempo
se hubiera callado para siempre
en el pálpito de un lirio azulado.

Un frío corre por mi sangre
y por cada fragmento de mi cuerpo
desnudo en la silente oscuridad,
y fluyes como un torrente
entre las sombras de la noche,
y te esfumas sin dejar rastro
en los poros de mi piel,
sin que tu sueño y mi sueño
se hagan realidad.

18 comentarios:

  1. Si luchas...a veces...los sueños se hacen realidad...

    Precioso poema

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Lleno de sensaciones tu poema, me encantó.
    Cariños y buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  3. Donde vas amigo? donde caminas en busca de la miel del parnaso? En el amor, está explicado todos los caminos.

    Saludos y un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Delicadísimo poema, donde lo etéreo se torna cuerpo y piel en el sueño irrealizable.

    ResponderEliminar
  5. dos almas
    se miran
    como sueños
    como brotes
    de cuerpos
    separados
    por el cristal
    de una misma noche...



    ... hermoso poema

    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. si la luna ilumina el alma,
    si la noche se hace mañana
    si el tiempo calla…
    una presencia nos llena

    si el frío se adueña del cuerpo
    si las sombras recorren la noche
    si no queda rastro…
    una ausencia nos habita

    y es que la ausencia
    sólo de la presencia
    puede nacer
    y aun así…
    queda… el haber sido


    un abrazo Noray, nunca la ausencia es totalmente plena, siempre nos queda el recuerdo, la memoria, la remembranza...

    ResponderEliminar
  7. Aplausos, aplausos, aplausos...

    No requiere mas comentario.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Cristianito, hay que conformarse con soñar.
    Soñar es ideal para los poetas.
    Ya se ve ese pendulo del tiempo callado para siempre en ese pálpito de un lirio azul.
    Que decir ante este brote de creatividad tan excelente.
    Siencio y música para llenar los sueños

    ResponderEliminar
  9. Lástima que no se hagan realidad.
    Aunque si que hacen un buen poema.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Leer tus poesías en el silencio de mis tardes, oyendo una música tan personal, me anonada, poeta.

    ResponderEliminar
  11. Leerte siempre es un honor poeta.. se aprende leyendo de tus versos..

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    Que disfrutes del fin de semana..

    ResponderEliminar
  12. Algunos sueños
    debieran ser
    reales después
    de tanto soñarlos.

    Un cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un poema lleno de delicadeza y nostalgia. Abrazo

    ResponderEliminar
  14. Las ausencias escriben versos muy hermosos desde el corazón de los poetas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. de algún modo se ha de hacer realidad

    ResponderEliminar
  16. Resbalan los versos sobre una delicada ensoñación y lo hacen delicadamente y, delicadamente, se introducen en la mente del lector. La suavidad es sólo la punta del iceberg; pero es tan natural... él diálogo con lo soñado... tan irreal y, al mismo tiempo, tangible como la vida que acelera el pulso al amanecer. Así lo cuentas, así lo sientes, así me llegó.

    Un beso.
    Laura

    ResponderEliminar
  17. llego.............
    sshhh.. (un escalofrío recorre mi cuerpo)

    no quiero que te vayas nunca.
    amanecer una mañana y ver que te esfumas
    como la niebla que pisa descalza las copas de los árboles pero luego se va.

    no quiero que seas el retazo de un sueño,
    el boceto de un poema.
    quiero que estos sueños se hagan realidad.

    nunca dejes de escribir.

    me saben a salitre tus versos.
    a salitre de lágrimas de felicidad.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.