“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 21 de noviembre de 2009

La isla se abre en la piel


Mapa de carne, 1982 - MIQUEL BARCELÓ

La isla se abre en la noche,
mientras se deshoja el tiempo
sobre un hervidero de espumas
y el océano se hace tierra
por donde trepa el fuego.
La isla se abre en la piel
y talla una profunda herida
por donde fluye el viento,
erosionando las huellas
que la memoria ara en la carne.

13 comentarios:

  1. Una poesía muy bella, amigo Noray. Un abrazo,poeta.

    ResponderEliminar
  2. Palabras que sublimemente acarician el alma...

    ResponderEliminar
  3. Que bonito Noray!,las cicatrices fisicas son las menos importantes,!que ganas de acabar con esto y no me deja!,encontrare la fuerza lo sé,me encanto como casi siempre!

    ResponderEliminar
  4. Magnífica metáfora para las heridas del alma.
    Un placer pasear por tu blog, volveremos.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Preciosas palabras que describen el nacimiento de una isla y por qué no, de nuestras islas!

    ResponderEliminar
  6. Cuando uno es isla,
    cicatriz y memoria.

    Bello sentir y
    bello poema.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Islas que se abren no son islas sólo.
    Son tierra firme y sólida
    rodeada de un mar que no es frontera,
    Horizonte infinito de las aguas,
    paisaje que convoca la mirada.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Hablas de Islas y nos pones a Milanés, ¡bien!
    "y el tiempo se deshoja..."
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Muy bello tu poema de la isla,
    como la vida misma
    se me descubre el día,
    como un poema que me acerca
    momentáneamente a la dicha
    de haber podido leerte,
    y te he leído
    brevemente.

    Cálido abrazo.

    ResponderEliminar
  10. "La isla se abre en la piel
    y talla una herida
    que va dejando cicatriz"


    Cicatrices que ya el tiempo no se lleva, que permanecerán inmóviles, recordándonos batallas pasadas...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. La herida se hace isla y el poema es fuego que purifica.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  12. Esclata el mar
    en terra de foc
    on fa casa
    el teu cor enamorat.
    Llaura el cel
    en aquesta terra forta,
    camins i caus
    on guardar els estels
    quan el dia neix.
    Busca la llar
    el llit on descansa la lluna
    fins que torna plena
    i prenyada d’amors
    que de nit escampa.
    La seva pell és la mar
    que m’omple,
    i la cara,
    la façana de la lluna
    que m’enamora
    i el volcà del muntanya
    la seva boca oberta
    quan em besa.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.