“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 7 de octubre de 2009

Tu semblante

Figura femenina, 1986 – SANTIAGO SANTANA

Quisiera ser como este hombre
que siempre llevo dentro.
Quisiera asir en mis manos
la tierra y el fuego.

Quisiera que el aire de la lluvia
se perfumara de violetas
y que tu semblante
rasgara mi memoria.

14 comentarios:

  1. Ya sabes Noray, querer es poder o ¿no siempre?
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  2. Una memoria rasgada por un rostro... precioso.

    Un beso
    Marian

    ResponderEliminar
  3. Ya eres un gran hombre...
    y gran poeta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Intenta Ser, Noray, no tengas miedos.
    Fluye como un junco y no pienses en el pasado ni el futuro, simplemente fluye, liberate de ti mismo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Ser siempre lo que deseamos. bellos versos poeta.

    Un abrazo
    Saludos fraternos..

    ResponderEliminar
  6. No seas nunca diferente de lo que eres y como eres y sentirás en la lluvia ese perfume de violetas que sacia tus arcanos sueños.

    ResponderEliminar
  7. quizás
    ese hombre
    rasgue
    su
    propia
    m
    e
    m
    o
    r
    i
    a*


    Hermoso poema, hermoso blog.
    Te dejo besos.

    ResponderEliminar
  8. Todos quisiéramos ser...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Que hermosa entrada, frágil, sensible, dulce, por cierto la musica del blog es preciosa, Imagine de John Lennon, me encanta, saludos.

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué gran canción elegiste !, espero qeu la Sgae no venga a meterte mano...

    http://eltrasterodelaimaginacion.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  11. Todos tenemos deseos de querer ser.

    Un hermoso blog,bellas letras.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. ¿por qué siento que NECESITO leerte siempre?

    eres tanto noray.....................
    te abrazo,
    sshhh..

    ResponderEliminar
  13. Tienes una forma de expresarte, tan dulce!!!

    Besos. :) Reina

    ResponderEliminar
  14. asir en mis manos la tierra y el fuego

    el barro, moldear ser aquel que uno debe de ser, ser solamente aunque sea un recuerdo

    un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.