“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 15 de septiembre de 2009

Un ramo de tristezas


Autorretrato con ramo de flores, 1981 - MARC CHAGALL



Todo está agotado.
El falso mesías, que portaba
flores con raíces de fuego,
no volverá desde el frío austral.
Su faz se desvaneció
con el último náufrago del océano desierto.
Sus entrañas ardieron entre los húmedos líquenes,
que crecen en los límites de la existencia.
Todo es un infinito caos,
que gira sin parar
en el vértigo afilado del póstumo silencio.
No regresará jamás.
La luz del cirio está ya quebrada
en limaduras que huelen a desesperanza.

Sólo queda portar un ramo de tristezas
y arrojarlo al hueco carnal
que se abre en el olvido.


12 comentarios:

  1. Hermoso.. como siempre nos regalas los mejores poemas que encontramos.. Un gusto siempre leerte poeta..

    Un abrazo
    Saludos fraternos.

    ResponderEliminar
  2. hola

    esta muerto, pero quién, ¿el amigo, el amante?
    que triste
    porque parecía alguien muy importante para el del poema
    esto es lo que he sentido con su lectura

    un saludo

    ResponderEliminar
  3. Vivo siempre en la mente del que canta...

    ResponderEliminar
  4. un hueco que se abre en el olvido
    es un abismo que oscurece toda memoria...

    bellisimos y muy sentidos versos hoy nos regalas POETA

    te dejo mi ruta para que vengas a cantar conmigo:=)

    ResponderEliminar
  5. No se ha de perder la esperanza, cuando muchas veces uno se pierde entre la niebla que produce el silencio.
    Llega. Avanza. Está cerca. Lo sé...
    Se huele...

    ResponderEliminar
  6. Jo, Noray. Sí que es un buen ramo de tristezas... Aunque de tristezas bien trenzadas, eso desde luego. ¿La música es de Luis Llach, verdad?
    Un abrazo y hasta muy pronto.

    ResponderEliminar
  7. Suele pasar con los falsos mesías: dejan un mensaje y se escabullen.
    Queda sólo el vértigo, las cenizas y las ruinas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Noray, prefiero un ramo de alegrias, las tristezas ya vienen solas.
    UN CALIDO BESO ENLAZADO

    ResponderEliminar
  9. Genial poema de un poeta genial. Los tres últimos vesos son...perfectos.
    Un verdadero placer leerte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. dejo mis lirios dormidos
    al borde de ese abismo
    de ausencia y de olvido
    y me siento a tu lado
    a ver la vida pasar.

    que nada ni nadie
    detenga nuestro vuelo,
    tú eres inmenso Noray.

    ResponderEliminar
  11. Profundos versos, amigo, que arrancan de la inmensidad del alma (si es que existe tal cosa) y terminan con un olvido que conmueve.

    Públicamente te quedo muy agradecido con ese VIII Premio Noray que me concedes; ya sabes que no cuelgo agradecimientos en mi blog, prefiero colgarlo muy dentro de mí y darte las gracias de nuevo por tu deferencia y por tus versos.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Sos increible... me voy llena de lágrimas con el corazón al galope y aplaudiendote, eres un gran poerta, invaden tus palabras....

    Besos, seguiré aqui al pie dsifrutandote....

    ;)

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.