“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 3 de agosto de 2009

El espejo de tu mirada

La herida, 1997 - DINO VALS

No necesito que me digas
ni una sola palabra más
para que rompa el silencio
de mis labios heridos
con los besos fríos de luna.

No necesito que me digas
que prefieres tus mañanas
y la oscuridad de mis noches
porque tu alma y mi alma
están ya a fuego tatuadas.

No necesito que me digas
que tienes temores y miedos
porque te respiro en cada abrazo
y me alimento de tus sueños
cada día al llegar el alba.

No necesito nada,
sólo deseo mirarme
en el espejo de tu mirada
y esperar que llegue así,
lentamente, la eternidad.

11 comentarios:

  1. La magia de tus versos no necesitan muchas palabras para expresar lo que se siente al leerlos. Sólo placer...

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. A veces veo esa mirada, y la veo tan triste que me da miedo que siempre sea asi...
    Ojos celestes que parecen de cielo, pero que transmiten solo tristeza, cuando en realidad mirar el cielo es tan bello!!!
    Un hermoso poema como siempre, tienes ese don increible para escribir tantas cosas... que siempre que paso por aca me digo, no hubiera podido yo expresarlo mejor, al menos no desde la escritura!!!
    Besos cielo, llenos de luz para ti!!!

    ResponderEliminar
  3. Amigo Noray, eres un maestro de los versos.No necesito decírtelo, peo he tenido el deseo de manifestarlo una vez más.Todavía recuerdo cuando asistí al estreno de esta música maravillosa por Narciso Yepes y la Nacional. Qué momentos más deliciosos hay en la vida. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Tan bello y profundo que duele.

    Un beso...

    ResponderEliminar
  5. Noray asì se ama, con ese fuego interno que cuando se lee pasa como un huracan, destruye para volver a construir en tierra nueva.
    Eres un imàn se pueden comprender tus silencios.

    ResponderEliminar
  6. No se necesita más,
    porque la esencia
    está en la verdad
    de esa mirada y así
    hasta la eternidad.

    Como siempre tus versos
    son verdadero bálsamo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Se sabe, cuando se está impregnado, todo sobre la persona que se nos metió dentro para siempre. Se sabe.

    Un abrazo gigante poeta!

    ResponderEliminar
  8. Cierto.
    Las palabras sobran cuando las miradas bastan.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. No necesito...
    ni un solo verso mas
    para comprobar
    la hermosura que se desprende
    del espejo de tus palabras...

    Abrazos poeta.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Leerte es mi necesidad de navegar en la belleza de tu don... palabra escrita.

    gracias.
    cariños.
    muakkkkkkkkkkkkkkkk
    Cynthia.-

    ResponderEliminar
  11. (sshhh..)

    te regalo mis lágrimas,
    lento cauce de agua y sal
    recorriendo mis mejillas rosadas
    hasta dormir en tu hombro al alba.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.