“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 27 de agosto de 2009

Amanecer de la eternidad

Alfombra Roja, 1980 - CLAUDIO BRAVO

Cansado de la disputa
contra el ruido
y soñador de la noche
ardiente de la vida,
quiero asir el silencio
de tu sangre.

Mi razón
llena de escarcha
se ha detenido en tu espera
hasta que los rayos
de la última luna inunden
el amanecer de la eternidad.

4 comentarios:

  1. Los rayos de la luna a veces creo que iluminan los sueños que creemos vivir y que deseamos vivir. Al menos eso me ha pasado a mi (creo) esta vez. Vino "progresivo y prometedor" y se fue pidiendo una tregua rápido y sin remordimientos. Aún no sé si no termino de creer que "una realidad se torne un sueño" que huye, con tanta facilidad para los demás. En fin... aquí seguimos y arrastramos nuestras cadenas bajo el Sol de cada día. La luna creo que permite soñar, el Sol te lleva cada día a la realidad.

    Un inmenso abrazo Noray.
    GÜisy

    ResponderEliminar
  2. Huir del ruido y rodearnos de luna o sol o de nosotros mismos para encontrar la paz, estupendo visitarte.

    Un abrazo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  3. Los rayos del sol inundarán
    noches de eternidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. que la eternidad sea un sueño vivo de libertad

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.