“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 8 de junio de 2009

A veces sucede


La pena negra (Melancolía), 2000 - JOSÉ VIERA

A veces sucede,
la melancolía nos cala
hasta la misma médula.

Ardemos lentamente 
en la pira de la soledad

 sin más fuego
que nuestra propia sangre.

16 comentarios:

  1. ¿te puedo abrazar para apartar esa soledad?

    ResponderEliminar
  2. suele pasar poeta.. hermoso tus versos

    saludos fraternos
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. La melancolía deja sombra, como en esa bella pintura. Es la sombra del alma.

    Pones una gota de nostalgia en estos breves versos... y siempre me dejas pensando en que la necesidad de afecto debería prohibirse.

    Un beso, poeta.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  4. que maravilla maestro,
    me dejaste con ganas de abrazarte,
    seguro que así tu melancolía seria mas leve...
    La misma que te hace escribir versos hermosos.

    un beso...feliz semana


    ALMA

    ResponderEliminar
  5. Nos tienes a todos tus amigos que te amamos con el alma sinceramente, que te soñamos, poeta de las Pleyades.
    Poeta del Sol y de la luz...
    Bella canciòn francesa de fondo
    Un abrazo de fuego del que no consume

    ResponderEliminar
  6. oh la melancolía....

    La historia del "Sol negro"

    y depresión,Julia Kristeva...

    Plantarle cara,sin provocar

    derrame de bilis....

    Pedirte de hacer poesía

    y venir a beberla

    como quien bebe perlas

    a gotas,a poemas...

    Gracias,besos

    ResponderEliminar
  7. Noray... como me gusta como te expresas...
    es un placer pasar a leerte.

    cariños

    buena semana.

    ResponderEliminar
  8. No se puede expresar mejor con menos palabras, Noray.
    Preciosa brevedad.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Si que cala...demasiado Noray..dulce y amarga melancolía..
    Precioso poema, preciosa música!

    ResponderEliminar
  10. Si, a veces sucede, pero también pasa que provoca las letras más hermosas, como éstas...
    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Que casualidad, coincidimos
    en la misma melancolía.
    Será que viene del mismo
    mar que nos baña.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. y nos consume y quebranta nuestros huesos
    que hasta el vivir duele.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  13. Ya lo creo que sucede, hermosos versos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. A veces sucede... y es cuando todo duele...
    Con mucho sentimiento hoy tus letras.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. NORAY!!!

    PERDÓN POR MI RETRASO...MUY LIADA....

    MELANCOLÍA...QUE PALABRA TAN BONITA....FIJATE LO QUE TE VOY A DECIR....YO NO LO VALORO EN NEGATIVO, CREO QUE LA MELANCOLÍA ES NECESARIA...CREO QUE PUEDE SER INCLUSO MOTIVADORA...

    TE VOY A FELICITAR POR SENTIRLA, ATÍPICA???? DIFERENTE??? SÍ....PERO NO TE VOY A DECIR ALGO QUE NO SIENTO...

    TE ANIMO A LLEGAR AL FINAL DE TU MELANCOLÍA Y QUE LE SAQUES EL MAYOR PROVECHO....DESPUÉS VENDRÁ LA CALMA....COMO TRAS LA TORMENTA...Y LA UNIÓN QUE TAN BIEN VERSEAS DEL RAYO Y EL RELÁMPAGO....VENDRÁ EL OLOR A TIERRA HÚMEDA QUE TANTA CALMA DA...O ESCUCHANDO AL MAESTRO VIVALDI...Y ESE VERANO TORMENTOSO.....SU FINAL ES ETERNA CALMA....

    UN BESO SIN MÁS CON MI COMENTARIO TE DEJÉ TODOS LOS BESOS DEL MUNDO

    ResponderEliminar
  16. Soy esclavo de la melancolía. Me quedé antes con ganas de más. Je, je, je. Un abrazo y te acompaño para mitigar cualquier clase de soledad. Hasta pronto, maestro.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.