“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

miércoles, 20 de mayo de 2009

Mis horas muertas

El sol de los muertos, 1993 - ALBERTO PANCORBO

Sobre la cálida arena
late mi corazón de espuma
y me embeleso con el eco
de tu caracola en mi silencio.

Dentro de las olas
vive mi vida entera llena de sal
como lágrimas de ausencia
hechas de cera fría.

Entre la quietud de tu mar
y mi enfurecido océano
pasan mis horas muertas
en busca de nuestra eternidad.

23 comentarios:

  1. wowwwwwwwwwwwww el útlimo verso lo dice todo, eleva y se hace sentir en la piel, cada hora muerte de no saber ni ser esa eternidad que todos anhelamos...

    bello como siempre.
    muakkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  2. vale la pena vivir un amor,
    que solo espera en horas muertas
    una respuesta? Cuánto para dar...
    vale la pena esperar?
    no será mejor recalar en otro puerto,
    amarrado a otro noray?

    ResponderEliminar
  3. Hoy simplemente voy a decir... Que bello escribes!!!
    Que mas se puede decir, si siempre digo mas... y sobra!!!
    Besos cielo, llenos de luz para tus palabras!!!
    Pasa un bello dia!!!

    ResponderEliminar
  4. pasan mis horas muertas,
    yo sentada en tu orilla,
    arrullando tu voz
    entre espirales de sal y de humo,
    buscando una respuesta en cada grano de arena,
    cosiendo la luna al horizonte
    para no despertar jamás.

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado con la quietud en el mar.. poeta excelente..

    saludos fraternos
    un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Que versos salados...
    tan dulcemente escritos.

    Bravo...

    Me han encantado.

    Abrazos poeta...

    ResponderEliminar
  7. entre mares quietos y océanos enfurecidos nace este poema!
    HErmoso!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Un poema salado.

    Sal de espera.

    En un mar de sentimiento amoroso.

    Un beso, poeta.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  9. Es entre mi mar y tu océano, donde nacen tus versos de agua,
    y somos nosotros
    quienes más tarde los disfrutamos,
    sentados, siempre,
    mirando mi mar y tu océano...

    ResponderEliminar
  10. leo y releo tu poema

    ... y es esta imprecisa y sutil separación
    entre mar y corazón de espuma...

    esta exacta belleza en tus versos

    un abrazo

    ResponderEliminar
  11. "que era el hombre
    en que parte de su conversación abierta...

    vivía lo indestructible
    lo imperecedero
    la vida...

    su propia muerte diaria
    su quebranto aciago
    de cada día era
    como una copa negra que bebían ..."
    Pablo Neruda...Canto General

    Un abracito de luna

    ResponderEliminar
  12. .. la eternidad tiene que ser compartida o no lo es tal..

    .. saludos..

    ResponderEliminar
  13. si me gustasen un poco más las mayúsculas, lo escribiría bien alto, pero me gustan más las minúsculas, aún así, son minúsculas grandes al escribir que me encanta, todo, el poema (y la música de Yiruma ha sido también un grato descubrimiento). Estos últimos poemas son... fantásticos!!!! :) besos

    ResponderEliminar
  14. Gracias por este poema. Más poesia necesitamos, y más humanismo, para no acabar embrutecidos con tanta televisión.

    Un abrazo desde Andalucía.

    ResponderEliminar
  15. Que bien escribes Noray, eres genial. Para mí tu blog es uno de los mejores que conozco.
    Lo dificil lo haces facil, con esa facilidad que te da tu Ser.
    Un abrazo de eternidad (es mi anhelo)

    ResponderEliminar
  16. A veces llenamos el tiempo de horas muertas. Sin duda un día vamos a echarlas en falta, cuando el segundero diga "hasta aquí, no más". Siempre delicados tus versos, poeta.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. Me ha gustado mucho esa imagen de horas muertas buscanso la eternidad, realmente són las más eternas...

    Un abrazo
    MArian

    ResponderEliminar
  18. El mar que te mece y te baña seguirá regalándote su eternidad, para que sigas seduciendonos con tus letras cada vez que seamos naufragos en tu mar de sensibiidad.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  19. Hola Noray,

    El final es precioso entre la quietud del mar y el enfurecido océano...

    Gracias por enlazar Vivir para contarla.

    Este fin de semana estuve en Las Palmas, ¡qué maravilla el mar!

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Angustioso, melancólico y precioso.

    Te dejo mis besos, bendiciones y rosas

    ResponderEliminar
  21. A tus horas muertas dales vida,
    de tu corazón silente y triste,
    brotará sangre de mar y alegría,
    para dar a tu alma otro tinte.


    Te espero como siempre
    Al otro lado del deseo

    ResponderEliminar
  22. Siempre hay calidad y verso en este espacio. Excelente!!!

    ResponderEliminar
  23. A todas y a todos

    No concibo
    mis horas muertas
    sin la poesía.

    Gracias por darme luz.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.