“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 9 de mayo de 2009

Es la luz


Der Angler, 2004 - DIANA KRASSELT


Es la luz

aunque el tiempo sea implacable
y nos diluya en medio de la nada.
A pesar de que nos reviente antes de nacer
y nos ahogue después de la muerte,
aunque nos inunde de soledades y penas
y nos anegue de ausencia el alma.
Pero es que el sueño es tan obstinado,
que a veces nos deja ciegos en medio de la tormenta
y ni tan siquiera las nubes,
ni las estrellas del universo,
son capaces de llenar nuestros ojos de vida
por más que necesitemos sólo un instante para el recuerdo.

Es la luz
y a pesar de ello continúo aquí,
viendo pasar la vida como penetra en el alma
desde el fondo de la existencia,
como si fuera un manto de lava incandescente
discurriendo por la cansada piel,
como una tierna palabra susurrada
en el silencio sideral de la noche,
como estalla el oleaje del mar bravío
en las arterias rotas de las caracolas,
como el deseo ardiente de abrazarte con fuerza
en la larga oscuridad de mi travesía.

Es la luz,
y sin embargo yo no quiero verla.

8 comentarios:

  1. "Y codo a codo, somos mucho más que dos" MARIO BENEDETTI

    Voy errante por tu blog, hoy que me decidí-el día está oscuro, y no apetece salir-; primero me asalta la música ¡tengo que detenerme, qué remedio!. Escuhar, bailar, sentir...escudriñar tu yo, en estas notas -musicales- que nos regalas... aquí me quedo, después de haber intentado entrar en tu "Itaca", "sabio como te has vuelto comprenderás ya que significan la itacas" K.KAVAFIS.
    ...Pero, no se puede entrar... Toc, toc, ,y ahora vuelvo.

    ResponderEliminar
  2. Así, que me interno en este "desde mi Noray", gratamente acogida por tu música y...
    me desarmo..., busco con la mirada perdida en las paredes blancas de mi habitaciòn...esa luz penetrando en mi alma, haciéndola suya. Ahora sé, que me convierto en tu exclava, no podré dejarte aunque quiera, el azul del mar me llamará mañana a recordarte -voy frente al mar, a sentarme o pasear en bicicleta, si es que puedo-, y el barco de mi alma, volverá a tu puerto a buscar tu amarre.

    ResponderEliminar
  3. .. me haces pensar que la luz hay que tomarla en cantidades adecuadas..
    .. gracias por tu poesía.. saludos..

    ResponderEliminar
  4. Tu luz me llega, me llena, me devuelve y me conecta.
    Me hace sentir viva, poeta!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Espectacular tus expresiones, tus similitudes... "...estalla en las rotas arterias de mi corazón de caracola..."

    ResponderEliminar
  6. Escrutar la luz es el destino de los deslumbrados.
    Que no ciegos.
    Nos vuelca en el tiempo, en el sueño y en la vida.
    Merece la pena deslumbrarse así.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No alumbra sentimietos, tan solo lo hace con la imagen.
    Abrazos Noray.

    ResponderEliminar
  8. Que delicia es leerte siempre, pero en esta tarde de domingo, tristona, gris, lluviosa...
    Te reencuentras con la poesía, y todo se hace más llevadero...

    Un beso.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.