“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 6 de marzo de 2009

En Niamehy

Rage, 1992 - TAMAN AL - AKHAL

"La pobreza y el sufrimiento
no están para que los entendamos,
sino para que los resolvamos"
-
VICENTE FERRER
-

Llueve,

sigue lloviendo...

y en Niamehy,

la lluvia
sigue siendo
un aguacero

vestido de sed,
hambre
y muerte.

19 comentarios:

  1. que verdad...que realidad más cruda
    hasta cuando ,hasta donde!

    "una sola lágrima basta
    para abrir todo caudal"...
    elisa

    pd...muchas gracias por dejar tan hermosa huella en casa
    sé siempre BIENVENIDO:-)

    ResponderEliminar
  2. Muy duro, amigo, tanto la imagen como las palabras pero... real, lamentablemente.
    Que tengas un fin de semana luminoso, poeta.
    BACI, STEKI.

    ResponderEliminar
  3. esta es la verdadera crisis

    ... y no es cíclica...

    esta sequía dura ya demasiado tiempo

    hasta cuándo este aguacero ?


    un abrazo

    ResponderEliminar
  4. - Cuanto dolor hay en tus versos, dolor y bronca. Me gusta tu compromiso, me gusta tu desgarrante prosa. Me duele cada vez mas la pobreza y el hambre, me siento tan impotente ante tanto atropello. Gracias en nombre de los desprotegidos. Un abrazo. Ade

    ResponderEliminar
  5. Lamentable, pero cierto.
    Esperemos que algun día esto cambie.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Y lo seguirá siendo. Porque no hay petróleo que expoliar ni diamantes que robar, entonces... las personas no cuentan.

    Un beso entristecido.

    ResponderEliminar
  7. Que se me olvidó :)
    Sí, la acuarela es mía, es decir, está pintada por mí. Pero, no es original, la copié de una lámina. Dios me dio manos, pero no imaginación pintora :D

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  8. Que gran verdad esconden las palabras de Vicente Ferrer y que poco caso les hacemos.
    Llevamos siglos ignorando los sufrimientos del mundo y que cada día un montón de niños mueren de hambre o de frío, ¿hasta cuando nuestras conciencias van a permitir que sigamos viviendo con semejante lacra?

    ResponderEliminar
  9. TENEMOS AMIGAS COMUNES QUE ESTÁN AHORA EN LA INDIA, EN LA FUNDACIÓN VICENTE FERRER. ESTOY ESPERANDO QUE LLEGUEN PARA CONOCER MÁS DIRECTAMENTE.
    ME PARECE TREMENDO TU POEMA Y DE UN GRAN COMPROMISO Y UNA ENORME DENUNCIA. ME ENCANTA TU POESÍA SOCIAL.
    UN BESO, HERMANO Y CUIDATE, NOS TIENES QUE DURAR MUCHOS AÑOS.

    ResponderEliminar
  10. No siempre la lluvia fue buena...

    ResponderEliminar
  11. Justo ayer estaba hablando con una mujer extraordinaria que se dedica de pleno a hacer cosas increíbles por otros y le pregunté si no se sentía cansada y agotado por algo que nunca se resuelve sino al contrario y me contestó que ella no se fijaba en esas cosas, que lo suyo no era lamentarse en lo que había sino en tratar de reosolver todo lo que estba a su alcance.

    Como siempre magnífico Noray. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que tengas un buen fin de semana, que la pases formidable poeta...

    un abrazo..

    ResponderEliminar
  13. Existen muchas Zonas Cero, más allá del hueco de las Torres Gemelas. Bravo por recordarlo de nuevo. Se te agradecen tus cariñosas palabras una vez más en mi desván y por cierto, el premio para Soledad no puede ser más merecido. ¡Enhorabuena para ella! y para ti también, que eres un verdadero referente. Un abrazo y feliz fin de semana, amigo.

    ResponderEliminar
  14. ...La más cruel de las lluvias.

    Me gusta tu poema y la frase de Vicente Ferrer.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. La pobreza, es la mierda que ha probocado este primer mundo de banqueros, y mentirosos varios
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. De la misma mahera que son absolutas las palabras del gran Vicente Ferrer, igual las tuyas.
    Y reales.Y crueles.

    ResponderEliminar
  17. La cruda realidad tejida en versos... duele la realidad y la impotencia....
    Un placer leerte.
    Caricias para tu alma.

    ResponderEliminar
  18. A todas y a todos

    Como ha escrito mi incondicional amigo Camille, ¿Hasta cuándo este aguacero?
    Gracias por estar siempre aquí.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.