“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 21 de febrero de 2009

Entre las tinieblas


A cada cual sus tinieblas, 1981 – PÉREZ CELIS




“L'uomo solo conosce una voce d'ombra”

CESARE PAVESE


Cómo huir de mi sombra,
sin detenerme a encontrarme
en el espejo de la noche.

Cómo salir de mí,
sin abandonarme, sin olvidarme
de ser sólo silencio.

Cómo encender
esta luz que me diluye,
sin definirme entre las tinieblas.

Cómo regresar
desde mi otro yo sin abrasarme,
siendo simplemente yo.



13 comentarios:

  1. No perteneces a esa liberación,

    solo al enamorado y al poeta

    tanta intriga atormenta.

    así,tú,le cantarás siempre al amor.

    besos

    ResponderEliminar
  2. Has mostrado a la perfección cuál es el secreto del éxito. Ser uno mismo. No hay otro camino para no traicionarse. Si no somos sinceros con nuestro interior, nos engañamos. Así que alejemos las tinieblas mirando siempre con la cabeza bien alta. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  3. La sombra es el misterio de la tierra. A veces A veces nos gana en plea-sombra como un mar sin estrellas y reduce nuestro sueño de hombre a la tristeza inicial, la de la incógnita.
    Gracias, poeta, compañero!
    Abrazo de REL

    ResponderEliminar
  4. Una agonía entre tantas preguntas sin posible respuesta...una introducción al misterio de quienes somos...Tus palabras como siempre espectaculares! no me canso de leerte...

    ResponderEliminar
  5. Siempre en ese reflejo que vemos está una parte que es real de lo que somos dentro...

    un beso

    ResponderEliminar
  6. siendo sombra

    y siendo luz...


    ... en la dualidad esencial

    nos reconocemos partidos


    una división abocada

    a una permanente reconciliación

    ...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  7. siendo simplemente yo..

    muy bueno poeta..

    saludos fratrnos

    ResponderEliminar
  8. A veces no hay respuesta, y el humano tiene que aprender a vivir dentro, y también fuera.
    A veces, incluso, romper la dualidad supone morir.
    Y otras, es tan sencillo como ser uno mismo.

    Tu poema encaja esa duda perfectamente.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  9. Yo confío en que no hay nada especial que hacer, Noray, sólo escuchándonos (cada uno a sí mismo), más tarde, más temprano, la marea deposita en la orilla lo que necesitamos...
    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  10. Suscribo todo lo dicho por Glora... Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Perdido en el bosque de las sombras,
    sin saber si acaso ese rayo de luz que se filtra
    me hará salir de ese acaso tormento...

    ResponderEliminar
  12. Escapar de mi
    para volver a ti..

    y viceversa.

    Un beso.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.