“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

lunes, 26 de enero de 2009

Sendas del olvido


Gente corriendo, 1975 – JUAN GENOVÉS

“Allá, allá lejos;
donde habite el olvido”

LUIS CERNUDA


Transitamos en la vida
por un alambre demasiado fino,
haciendo medidos equilibrios
para no caernos al precipicio.
A veces, creemos conseguir
mantenernos livianos y erguidos,
sabiéndonos doblegar a tiempo
pero sin llegar a quebrarnos.
Otras veces, desde el vértigo,
nos precipitamos al vacío
más remoto y tenebroso
para desangrarnos en soledad.

En realidad somos sendas del olvido,
que florecemos como pétalos fugaces
para marcar la estela de la muerte que avanza,

irremediablemente, a un paso delante de nosotros.

16 comentarios:

  1. Incluso hay personas que dicen estar seguras... comentan que estamos aqui para acompañar a la muerte siendo soledades.
    Un abrazo Noray.

    ResponderEliminar
  2. somos y estamos.. el resto va y viene cambia.. se transforma es viento brisa mentras andamos.. a donde para que.. solo sabemos que estamos ... y a hacer equilibrio nos enseñaron..

    besos muchos.

    ResponderEliminar
  3. Creo que si, tienes razón somos sendas del olvido, ¿tan solo la muerte se acuerda de nosotros? Dime que no!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Somos eso y mucho más

    Somos lo que amamos

    y no podemos olvidar

    nada importa la muerte

    si sabemos amar eternamente!

    besos

    ResponderEliminar
  5. Me gustó eso de

    "...somos sendas del olvido,
    que florecemos como pétalos fugaces..."

    ResponderEliminar
  6. Una imagen muy medida, en ese claroscuro del blanco y negro, sobre la fragilidad de los pasos terrenos.
    Impresionante, Noray.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  7. Muy bonito, pero un tanto tétrico ese final...De todas formas excelente!

    ResponderEliminar
  8. Estamos hechos de momentos que nos marcaron, momentos en que no cabe el olvido.
    Me gusta pensar así.

    ResponderEliminar
  9. Me has ehco reflexionar, dentro de 80 años nadie se acordará de que hemos existido, ¡que poquita cosa somos!

    ResponderEliminar
  10. Más que un poema, hoy leo una reflexión demasiado cierta.
    Hay muchas formas de decirlo.
    Esta es la más bella.

    Un abrazo, José.

    ResponderEliminar
  11. La fugacidad de la vida. Un tema recurrente en la historia de la poesía. La maldición de ser juguetes rotos. La fragilidad como recurso de vida. Nuestra historia al fin y al cabo. Tú lo definiste mejor una vez más. Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  12. no.. no trazamos la estela de la muerte..
    esa luz que dejas.. es sólo el destello
    que necesitan algunos para conseguir ver.

    no te apagues nunca.

    un beso.

    ResponderEliminar
  13. Por eso mismo las puertas del olvido he cerrado...
    ese no es un buen lugar para mi vida.

    Saludos conversos

    ResponderEliminar
  14. Deseo de olvidar como único refugio a que acogerse.
    A veces pasa.
    Sólo podemos vivir donde no hay ciertos recuerdos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. Muy bello poema es un paseo exquisito tu lectura tus versos, poemas que nos alimentan el alma poeta...

    saludos fraternos

    ResponderEliminar
  16. La busqueda del lugar seguro , donde poder ser , donde las certezas sean mas fuertes .
    Una belleza emociona leerte

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.