“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

jueves, 11 de diciembre de 2008

La utopía

Tower of Subconciousness, 2008 - JACEK YERKA

Ya se acabó
tanta hambre y tanta guerra,
tanta sed en esta tierra,
tanta muerte y terror,
tanto hastío y tanto dolor.

Ya se acabó
tanta injusticia y tortura,
tanta opresión y censura,
tanto dinero y codicia,
pocos ricos y tanta avaricia.

Ya se acabó
tanta oscuridad y niebla,
demasiado gris en la tiniebla,
tanto egoísmo y calumnia,
tanta violencia y tanta envidia.

Ya se acabó
tanto rencor y mentira,
tanto maltrato y tanta ira;
se acabó este mal sueño
y hoy despierto a la vida...
he decidido regresar a la utopía.

13 comentarios:

  1. por un momento me dejaste en la tierra ideal.
    en el limbo de los sueños donde la realidad se nos hace verdad y lo ideal son retrales de la vida que queremos gozar.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  2. Esto sí que es un mágico y bonito sueño, ya podía dejarse de utopía y convertirse en real, la vida sería una auténtica delicia de color de rosa.

    Un beso, Noray.

    ResponderEliminar
  3. Estoy seguro que de esto se podría sacar una canción reivindicativa.

    Un abrazo, José.

    ResponderEliminar
  4. tú utopía no es utopía. basta con que lo deseemos de verdad unos cuantos para que suceda...Como siempre excelente poesía, de calidad!

    ResponderEliminar
  5. Por fin llega el hambre de paz, la sed de gozar de la tierra, la muerte del terror, el cansancio del dolor…Llega la justicia contra la tortura, la opresión de la censura y el dinero sin avaricia. Llega la luz que ilumina la niebla, que acaba con la tiniebla para convertirla en vida.
    Llega el egoísmo sin moderar por la vida despierta, llega el rencor hacía la mentira, y la ira contra el maltrato. Llega mi sonrisa por esa utopía a la que hoy decides regresar... y que yo sueño algún día despertar
    besos

    ResponderEliminar
  6. Regresar a la utopía... eso será bueno?
    Besitos para ti, NOray.
    STEKI.

    ResponderEliminar
  7. Siempre aferrados a esa utopía!

    Marcho a Francia la semana próxima

    pero pasaré....

    Imposible estar lejos,y

    no venirte a leer...

    ______*#######*
    ____*##########*
    __*##############
    __################
    _##################_________*######
    __##################_____*##########
    __##################___*#############
    ___#################*_###############
    ____#################################
    ______###########ADORO-TE.###########
    _______#############################
    ________=#########BEIJOSSS#########
    __________########################
    ___________*######DOCES#########
    ____________*##################
    _____________*###############
    _______________#############
    ________________##########
    ________________=#######*
    _________________######
    __________________####
    __________________###

    ResponderEliminar
  8. Solo quiero que algún día por fin, sea cierto...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Con realidades. Compartelas con realidades, por duro que resulte.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Mira soy un amante de utopias porque tengo la certeza que buscandolas, alcanzaremos mejores horizontes, no se si a ellas, dejarian de serlo, y le quitaria la magia a la busquedad, pero si un presente mucho mas digno...
    Maravillosa poesía...desgustada a pleno tu blog es muy armonioso y acogedor...

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. .. te había escrito aqui
    pero ahora no lo veo..

    ojalá noray.. ojalá no se quede en un sueño.

    un beso.

    ResponderEliminar
  12. Me uno a esa utopía...
    Si algo de todo eso tan negarivo comienza a desaparecer...el mundo será otro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. A todas y a todos

    ¿Quién se apunta con Josef y conmigo a intentar cambiar este disparate de mundo que nos ha tocado vivir?

    La utopía existirá mientras brille un estrella en el firmamento.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.