“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 24 de octubre de 2008

Siempre vuelves

The love of souls, 1900 - JEAN DELVILLE

Vuelas,
te vas,
desapareces,
pero en realidad
nunca te vas,
siempre vuelves.

Vuelves
a volar en mis venas,
vuelves
a crecer en mi sangre,
y nunca te vas,
siempre vuelves.

Te vas
y, cuando te vas,
regresas a mis labios,
remando en el viento
de un mar de silencios,
y siempre vuelves.

Vuelas,
te vas,
desapareces,
pero en realidad
nunca te vas,
y siempre, siempre vuelves.

14 comentarios:

  1. vuelo
    a veces me voy
    desaparezco
    entre las sombras
    de ese árbol maldito
    pero nunca me voy
    siempre vuelvo
    regreso a tus labios
    remando en el viento
    de un mar de silencios

    ResponderEliminar
  2. Vuelas infinitamente en tus versos que nos hacen viajar hasta esas pequeñas veredas del alma que encontramos en tus poemas...


    saludos

    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Vuela tu pluma sobre el papel
    donde sobrevuela tu alma
    en forma de poesía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. "vuelves
    a crecer en mi sangre"

    porque eres sangre en mi,
    porque al volar llevas trozos de mi piel.

    abrazo grande Noray

    ResponderEliminar
  5. sería tan difícil no volver,

    resistir a tus tremendas

    palabras de mar,rompiéndose

    contra las rocas del existir..

    No volver a amar y sufrir...!

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Vine a despedirme y de ti se me hace especialmente duro, amigo, porque fuiste mi maestro. Pero no puedo más, Noray.

    Fuiste una persona especial para mí en este mundo y qué menos que decirte adiós personalmente.

    No me siento con fuerzas para seguir viviendo en el desván. Necesito una existencia real, más allá de paredes virtuales.

    Abrí mi espacio en este universo con la esperanza de poder comenzar una nueva vida, de conocer a personas de carne y hueso que sustituyeran todo lo que se me arrebató.

    Busqué amistad, conversación, cariño, comprensión, complicidad, incluso amor; pero en un entorno cercano, que ayudara a mitigar el inmenso dolor y la terrible soledad con la que he sido condenado.

    Encontré personas maravillosas, tú eres una de ellas sin duda, pero también gente que terminó por darme la puntilla como se suele decir.

    La distancia terminó por pudrirlo todo además, pues me hizo caer en la desesperación de ver que todo al final se quedaba en palabras.

    Así que abandono. En esta vida si algo he aprendido es que no se puede decir de este agua no beberé, por lo que no sé lo que pasará en el futuro, pero a día de hoy, pienso que es el final de Alatriste.

    Necesito encontrar un nuevo aire de una vez o si no, terminaré muriendo ahogado definitivamente. Estoy al borde del precipicio y es que me siento muy mal otra vez, casi como al principio cuando Nuria me dejó.

    Muchas gracias por todo lo que compartiste conmigo y fue un privilegio tenerte al otro lado. Compartir lecturas y escritos con alguien de tu talento, fue de lo mejor que me ha pasado en la vida.

    Te deseo lo mejor y que la vida te dé todo aquello que mereces.
    Espero que te quede algo de mí y que puedas recordarme con una sonrisa. Yo no te olvidaré.

    Nunca se me dieron bien las despedidas, así que lo siento. No sé qué más decirte. Me da mucha pena todo esto.

    Un abrazo y hasta siempre.

    Ramón/Alatriste.

    ResponderEliminar
  7. sshhh..

    (cierro los ojos y planeo con mis alas)

    vuelo hasta ti..
    voy y vengo..
    me acerco y me alejo..
    te siento y me da miedo..

    me detengo ante ti..
    tu voz es el viento
    que me acuna al dormir..
    tus poesias y tus versos
    son mi almohada, son mi lecho
    donde sueño cada noche
    que puedo volar hasta ti.

    siempre estás aqui..
    y ahora soy yo
    la que no deja que te vayas
    la que espera sentada en tu noray
    con la cabeza apoyada en tu espalda..

    y los dos miramos hacia el mar
    sin decirnos nada..
    y los dos oimos
    lo que los demás no oyen
    mientras compartimos en silencio
    todas estas palabras.

    te abrazo Noray.

    ResponderEliminar
  8. Es como una danza, llena de suavidad y melódicos compases, donde volver es una necesidad.
    Tu poema me ha parecido una maravillosa danza al amor eterno.
    Un beso y hasta siempre.
    Casiopea

    ResponderEliminar
  9. Volver, si es más lleno, es mucho más que regresar.
    Hay viajes que enriquecen.

    Un abrazo agradecido, poeta.
    (y otro al amigo Alatriste desde aquí).

    ResponderEliminar
  10. No partimos del todo, siempre queda algo, una palabra, una imagen, un perfume... que se vuelve presencia imborrable.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  11. Vuelo con tus letras y siempre vuelvo...

    Te abrazo, mucho
    MentesSueltas

    ResponderEliminar
  12. Quien querría irse de tu lado?
    sería algo incomprensible...
    siempre volvería.
    mil besos

    ResponderEliminar
  13. A todas y a todos

    Gracias por volver,
    gracias por no desaparecer,
    gracias por volar en mi poesía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.