“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

viernes, 26 de septiembre de 2008

Los hilos de la muerte

El guardián caído, 1515 - MATTHIAS GRÜNEWALD



Sin palabras,
porque la muerte
acuna en el silencio
lo que la vida mece
en las flores del olvido.

Nudos de palabras
y agujas de silencio
para tejer la vida
con hilos de muerte,
porque la muerte acecha
en cada esquina.

15 comentarios:

  1. mente, estuve pensando mucho en la muerte. Es como si me hubieses leído el pensamiento y trasladado en tu poema.

    Abrazos,

    ResponderEliminar
  2. Querido Noray:

    acaso no son los mismos hilos
    los de la vida y de la muerte?
    en todo caso
    que ninguno
    te anude las palabras

    Te dejo un gran abrazo

    y unas flores de la memoria
    para contrarrestar ese olvido

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que la negra Parca nos acecha a cada momento y en cada lugar. Nuestra mortalidad siempre presente, pero bueno, escapemos de sus hilos un poco más.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
  4. Mi noray querido

    esos mismos hilos

    que tejen y destejen

    el encanto de la vida

    que merece tu canto

    y tu lamento,sin llanto

    todo hilar de melancolías

    donde venimos a inclinarnos

    gozando,ríendo,llorando...


    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  5. la muerte solo es un cuerpo en reposo que dura menos de un segundo en cobrar vida en otro estado menos sólido pero más gaseoso.

    Saludos conversos.

    ResponderEliminar
  6. Si quien habla sobre la muerte eres tú, entonces moriría mil veces...Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Nudos de palabras
    y agujas de silencio

    bonito. nudos son mis dedos por no poder plasmar el sentimiento que me llena el poema escrito.. saludos fraternos

    ResponderEliminar
  8. Hilos que atan como maromas.
    Nudos que apresan como cepos.
    La muerte es así.
    La propia y la ajena.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. Y me acongoja...
    por que viene y no quiere,
    porque manda
    y no acepta un no,
    y viene
    y se lleva...

    ResponderEliminar
  10. Muy buenas imágenes, muerte y vida, silencio, ausencia de palabras camino al final. Me ha gustado la brevedad y la reflexión.

    Un abrazo poeta!

    ResponderEliminar
  11. Es impresionante cómo encadenas las palabras, las justas palabras, para producir tanta belleza, incluso cuando se habla de la muerte.
    Te abrazo sinceramente, compañero.

    ResponderEliminar
  12. La muerte en algùn momento ha sido un enemigo a vencer...
    Hasta me he tatuado en el tobillo un "Ego redibo, tu nunquam" en su no-honor.
    Hoy intento re-signar o resignificar, hoy intento ser del hoy y aunque no estè preparada para su llegada, no me dejo tender con sus hilos.
    Esto no le quita belleza a tu poderoso post.
    Un abrazo, Noray, disfruta el finde.
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todas y a todos por ayudarme a que los hilos de la muerte sean cada vez más hilos de vida.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. qué son sino hilos de vida?...pasemos por las esquinas, sin palabras, en silencio...y gocemos de la vida.

    ResponderEliminar
  15. También yo estuve pensando mucho en la muerte hoy. Me impactó tu poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.