“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 13 de mayo de 2008

Me quedo solo

Simultaneous Contrasts Sun and Moon, 1913 - ROBERT DELAUNAY

Me quedo solo.
El viento tórrido
borró de mi cuerpo la ternura.
Todo ha sido arrasado.

Ya no permanece nada,
hasta el amor es estela del olvido.
Un olor a tierra,
pudriéndose en soledad,
se balancea en un trapecio por el aire.
No esperaré más a mi destino.
Estoy hastiado 
de caminar 
en las calles sin ver a nadie.
Estoy reventado de que me ahoguen
con el mismo cordel.
Estoy cansado de morir
a cada instante.

Me vuelvo a quedar solo
Sólo me queda seguir siendo
yo mismo.

20 comentarios:

  1. Si uno se tiene a si mismo,nunca se quedará solo.
    Me recuerda la canción de la cigarra,que se cansó de buscar un amor correspondido.
    Animo
    Buen viaje!

    ResponderEliminar
  2. Genial e impresionante el final de tu poema, compañero de letras.

    Cuando llega la soledad, sólo queda uno mismo. Tu facilidad para poner el dedo en la llaga es asombrosa.

    Te agradezco el que te hayas convertido en un referente para mí a la hora de tejer versos, pues me quedo embobado leyéndote.

    Cambiando de tema, te agradezco muy sinceramente las felicitaciones por el simpático premio que recibí; pero sobre todo por el buen concepto que tienes de mí. Sin duda es recíproco.

    Recibe mi cariño y mi admiración. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Amigo, muchas veces la soledad es tan buena como la compañía. Solamente que con la soledad es mejor, aprenderás a tolerarte y comprenderás el valor del silencio.

    Saludos.-

    ResponderEliminar
  4. Primero ha de tenerse uno mismo, amarse uno mismo, respetarse uno mismo, quererse uno mismo... para darse por entero a los otros.
    Hermoso poema, sutil y con un poso de esperanza.

    Un beso.

    Soledad,

    ResponderEliminar
  5. seguir siendo tu mismo es una gran opción si te sientes solo...pero si miras a tu alrededor quizás no estés tan solo como crees...

    los besos que te mando te harán compañía

    ResponderEliminar
  6. Magnífica reflexión, mi querido amigo. Es pura filosofía del yo. Sólo un alma sensible es capaz de conceptuarlo de la forma en que lo has hecho. Debes quedarte sólo, completamente sólo, para conocer en profundidad la esencia de ti mismo.
    FELICIDADES.

    P.D.: No pienses que soy un ser insensible por mi poema El Hombre Mediocre. He dejado allí una explicación para todo aquel que le interese.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. es una buena ocasión para recomenzar, para plantar nuevas semillas, para sentir la tierra desnuda bajo los pies... para descubrir que pese a todo todavía podemos reconocer nuestra propia soledad...

    cercas a la soledad con palabras maravillosas


    un abrazo

    ResponderEliminar
  8. a la estela del olvido

    pediremos alivio,

    cuando haces derroches

    de bellas noches...

    Porque sigues siendo el mismo

    esta soledad,amigo,

    no puede durar..

    No esperes más

    Déjate llevar,

    pero morir;Jamás!

    ♥♥♥besos♥♥♥

    ResponderEliminar
  9. Víctor

    Gracias por amarrar en mi noray.
    Es cierto, pienso que si nos tenemos a nosotros mismo, a conciencia, no estamos solos. De todas maneras, también podemos sentirnos solos en la multitud. La soledad es necesaria para crear.

    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  10. Alatriste

    Muchas gracias. Me halaga que estos versos te sirvan para proyectarlos en ti.

    Por cierto, me ha encantado eso de "tejer versos". ¡Es eso lo que pretendo, tejerme la piel con versos!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Ricardo

    Gracias por recalr en mi noray. Estoy totalmente de acuerdo contigo, la soledad nos ayuda a encontrarnos y a ser más tolerante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Soledad

    Me alegra que hayas encontrado el poso de esperanza. Procuro expresarlo, aunque sea elípticamente, en cada uno de mis poemas, porque si no existiera la esperanza simplemente se habría acabado todo.


    Un beso

    ResponderEliminar
  13. Hawwah

    Saberse que no se está solo es ya una gran compañía. Gracias por alumbrarme con tus besos de luciérnaga.

    *** besos para ti.

    ResponderEliminar
  14. Ignacio

    Me has entendido perfectamente. ¿Cómo no hacerlo si eres un maestro? Si anhelamos buscarnos, no queda más remedio que adentrarnos en nuestro interior, bucear hasta lo más profundo de nuestra alma, indagar en ella... después renaceremos cual ave fénix.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Camille

    Exacto, intento ponerle cerco a la soledad. Procuro comenzar cada día como si fuera el primer día del resto de mi vida.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Mía

    No temo a la muerte poética, ella nos alumbra a una nueva vida.


    Un beso lleno de gratitud.

    ResponderEliminar
  17. Que el viento no quite nunca
    las palabras
    tampoco la esperanza

    un beso!

    ResponderEliminar
  18. Nocheestrellada

    Infinitas gracias por dejar tu aliento de estrella en este poema.

    Besos ***

    ResponderEliminar
  19. Al final del camino, casi siempre solo quedas tu, los demás caminantes se fueron quedando atrás.

    Quizás entonces sea, el momento para el olvido.

    Saludos desde el Bierzo.

    ResponderEliminar
  20. Salvochea

    Pero siempre hay algún caminante dispuesto a marcar el paso con nosotros.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.