“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 15 de abril de 2008

Todo por nada

Secreciones telúricas desde el Subtrópico Macaronésico, 1988 - ERNESTO VALCÁRCEL

Saldré a vestirme
de tierra y de lluvia,
de nube y de mar,
de todo por nada.

Entre el espesor de la noche
y el marasmo que agoniza
en el noray de mi lecho,
entre tu tácito silencio
y la muerte de mis lágrimas,
entre la ausencia
y la nada cotidiana
no quiero morir yo.

Saldré a vestirme
de tierra y de lluvia,
de nube y de mar,
de todo por nada.

Ser ansia de noches
que esperan el regreso
de una luna dormida
en la memoria.
Ser ansia de un recuerdo
abandonado en otro recuerdo,
ahogado en el sueño
de la densa bruma
de los amaneceres.

Saldré a vestirme
de tierra y de lluvia,
de nube y de mar,
de todo por nada.

Como la sangre dormida
en el segundero del reloj,
como la sal,
mi razón de escarcha,
mi voz ya quebrada,
soy tierra mojada.

Saldré a vestirme
de tierra y de lluvia,
de nube y de mar,
de todo por nada.

8 comentarios:

  1. No entiendo ....tan bella poesía,¿Es que los ojos estan ciegos?
    .
    .
    .
    Nunca es todo por nada.
    Todo se devuelve,todo se alimenta...aunque sea minutos o un siglo despues.

    Menta

    ResponderEliminar
  2. de todo... por nada.
    Bellísimo... realmente.
    Mil besos

    ResponderEliminar
  3. Qué dolor en tus palabras...cuando uno sólo puede ser disfrazándose el alma...
    Precioso...
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Saldré a vestirme contra el tiempo y lo que corre en lentos movimientos... Creo que saldré...


    Un abrazo-

    ResponderEliminar
  5. Te decía que todo es nada. Vestirse de aire y perder la esperanza en la esperanza misma.
    Magnifico poema

    ResponderEliminar
  6. Mentacálida
    Gracias por amarrar en mi noray. A veces hay que entregar todo a cambio de nada.

    Un abrazo.

    Enredada
    Me complace tu comentario, breve pero hondo. Gracias.

    Un beso

    Natalia

    No creas que hay tanto dolor, en el fondo queda viva la luz de la esperanza. Existe una rebeldía interior que reniega de la soledad y de la ausencia. De ahí que salga al mundo, a la tierra y a la lluvia, al aire y al mar, a llenarme de todo a cambio de nada.

    Otro beso para ti.

    Cíclopa
    Gracias por entrar en mis versos. Creo que también tienes razón. El poema también es una rebeldía contra el tiempo.

    Un abrazo.

    Ignacio
    No sabes cuanto me alegra tu comentario. Es cierto, es respirar la esperanza en la esperanza perdida, es como si fuera una catarsis del alma. Creo que el poema puede ser todo menos triste.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. me gusta mucho tu estribillo: "saldre a vestirme..." precioso

    bss

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.