“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

domingo, 2 de marzo de 2008

Una veta de ausencia


El Grito, 1893 - EDVARD MUNCH

La vida me desangra
sobre el cáliz de tus sombras.
Un caballo de espuma y plata
espolea con fuerza mi razón
y prende mis venas,
abandonándome en los brazos
de mi propia suerte.
Mi voz ya quebrada
se va apagando lentamente

hasta reventar en cenizas.

No me queda nada,
ni el fracaso, ni el hastío.
No me queda nada,
ni el desamor, ni el miedo.
No me queda nada,
ni el dolor, ni siquiera el recuerdo.

Ya no me queda nada.
Nada, sino una veta de ausencia
en la lluvia de sangre y esperma
sobre tu patria de metal.

2 comentarios:

  1. Un canto de angustia y desesperanza... Hermoso espacio, amigo. Gracias por visitar el mío. Un abrazo,
    V.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.