“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

martes, 2 de diciembre de 2008

Hombre solo


Hombre solo, 1997 - PEDRO GONZÁLEZ


Soy sólo un verso
que flota en la memoria,
un verso que vuela
en las pupilas del alma,
un simple verso
que recorre tu desnudez
para arrullarse entre tus brazos

Soy un verso, toda la poesía, 
en la eternidad de mi sueño.

14 comentarios:

  1. De versos tengo llena la memoria, unos flotan y otros se encuentran sumergidos en el abismo profundo amigo...bellisismo poema.
    Tienes un premio en mi blog...

    ResponderEliminar
  2. sos un verso verbo poeta, bello poema , lo normal en vos...


    saludos fraternos un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ser verso, palabra del alma que acaricia mi mañana...
    Un placer leerte
    besos
    mj

    ResponderEliminar
  4. Soy un verso y tu poesía!!!
    Y que no acabe... que bello leerte en mis eternas madrugadas!!!
    Besos cielo...
    Pasa un lindo martes!!!

    ResponderEliminar
  5. Déjame leerte una vez más, por favor...

    ResponderEliminar
  6. No eres un verso Noray, eres un poeta hecho verso...abrazos decembrinos!

    ResponderEliminar
  7. Es un maravilloso hombre, que entreteje palabras en forma de poesía.

    Odas a sus letras!



    Pd. lo percibo triste, espero sea mi mirada.

    ResponderEliminar
  8. Amigo mío:
    Con los dos primeros versos... lo has dicho todo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Un verso entretejido en la poesía de la amada. Una imagen perfecta.

    Un beso.

    Soledad.

    ResponderEliminar
  10. Sos poeta. Un poeta exquisito.
    Maravillosas tus letras, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Verso
    sueño
    pero siempre en mi memoria

    Un beso*

    ResponderEliminar
  12. A todas y a todos

    Sólo soy un verso,
    acaso una estrofa a medio hacer,
    quizás un poema inacabado.
    Préstame tú el final para concluirme.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Préstame tú el final para concluirme y aún sigo
    entre tus versos, poeta.

    ResponderEliminar

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.