“Soy el que es nadie, el que no fue una espada
en la guerra. Soy eco, olvido, nada.”


JORGE LUIS BORGES

sábado, 22 de marzo de 2008

Lágrimas negras

Mujer que llora, 1937 – PABLO PICASSO

Cuatro corceles de silencio
galopan tus sombras de fuego,
con el yerto sudario
que cubre tu vientre abierto.

Los cuatro vientos se derraman
sobre tus sinuosos senos
y bañan de nostalgia
el beso que rompe tu silencio.
El aliento infinito
de tu cuerpo desnudo
brota desde el olvido,
como agua pura
que rompe el alma de cristal.

Tus lágrimas negras
se resecan en la humedad
de la existencia
y tu ausencia muere
entre la yema de los dedos.
Cuatro corceles de fuego
galopan las sombras del silencio
en este sensual crepúsculo
alumbrado por un faro
de estrellas enamoradas.

Mi memoria rinde culto
a tu lunática belleza,
desde esta nebulosa de sexo

en el orgasmo cósmico de la nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Inexorablemente, dos somos infinitamente más que uno.